jueves, 2 de diciembre de 2010

La primera crítica escrita en Avantel

Una vez más, la cítrica literaria Carolina Ortiz-Chaparro colabora con La Bobada Literaria, con motivo de los Premios de La Bobada Literaria 2010. Esta vez, y porque la ocasión lo amerita, desde un Avantel.

"El autor tiene muchas horas de vuelo,
pero yo tengo mucho vuelo intelectual".
Carolina Ortiz-Chaparro

Pocas personas son tan bobas como un publicista al que le da por escribir, pero el caso de hoy supera por millas a todos los demás: un publicista que está promocionando su libro a punta de decir que fue el primero escrito en un BlackBerry y desde un avión. ¡Olvídense de los libros escritos para ser leídos en el celular -por ejemplo, mientras uno va en el metro, lo que puede ser muy útil, salvo que sea en ese nido de raponeros que es Medellín-, que aquí llegó algo mucho más ingenioso: el primer libro escrito en cierta marca de teléfonos! Esta audaz campaña publicitaria suma su producto al recordado primer libro escrito en papel carta, al primer libro escrito con kilométrico, el primero escrito en una Remington, el primero escrito en un papel higiénico y el primero que se escribió en una Olympia, y quedará en la historia junto a esta, la primera entrada escrita por una crítica de poesía desde un Avantel. ¿Cómo olvidarlos?

"Si se cae este avión, todas mis ideas desaparecen", fue el motor que llevó a este angustiado avión javeriano a una ocurrencia que debería ser copiada por todos los escritores del mundo, a quienes no nos explicamos cómo no se les había pasado antes por la cabeza promocionar sus libros como "el primero escrito en el baño" o "el primero escrito en un café, justo antes de ir al baño". Por geniales ideas como esta es que este publicista ya no es conocido en el medio como "creativo", sino de la forma más distinguida que hay para el gremio en Colombia: como "argentino".

En Ortos el autor relata, entre otras cosas, cómo llegó a ser presidente de una importante agencia de publicidad en Estados Unidos a punta de decir que era el primer colombiano en tener su visa estampada en la página 4 del pasaporte, cómo ha ideado exitosas campañas en lugares tan diversos como China, India o el Líbano diciendo que fue el primer hispanohablante en enseñarles a decir "marica" y "weón" y cómo consiguió a última hora la bandera de Colombia que sacó cuando se convirtió en el primer colombiano en recibir un León de Loro del Festival de Canes por su trabajo en Nueva York en la agencia DDB (Días De Bobadas).

No se pierdan la campaña de lanzamiento: también hecha en BlackBerry, dice que "Este es un libro del nuevo mundo que demuestra que el poder ahora lo tienen las personas y que la imaginación ya no tiene límites". Todo un salto adelante, teniendo en cuenta que en el viejo mundo el poder era de los dinosaurios y la imaginación estaba limitada a las palabras.






N. de la A.: si esta sucinta nota que envío a La Bobada Literaria -que de ahora en adelante será promocionada como el primer blog escrito en un Nokia 3310- no se ocupa del contenido, es porque la forma de promocionar el libro lo hace irrelevante. Y, si quedó faltando, los dejo con la entrevista que le hicieron a este avión de la literatura en el único medio que podía detectarlo: El Radar.









37 comentarios:

  1. Otra muestra de la creatividad colombiana. debería ir al programa de Silvestre Dangond.

    ResponderEliminar
  2. El comentario anti-paisa cagó el artículo... malparidas.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué original! Un libro escrito desde un teléfono woooow. Un verdadero experimento. El primer libro en la historia escrito desde el BB... oseaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  4. modo elespectador on: Bogotá también es un nido de raponeros, lamentablemente no pueden robar en el metro ... porque no tienen.

    ResponderEliminar
  5. Son compatriotas como éste los que hacen que uno se sienta orgulloso de no ser publicista

    ResponderEliminar
  6. ¡Que original! Un escritor "bohemio" criticando a un publicista... Y echandole vainazos a los paisas... re-original, tanto como para criticar a una persona que ha trabajado duro.

    ResponderEliminar
  7. Que libro tan original....como el hueco de su culo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!Oscuro y untado de mierda por todas partes.

    Y despues se preguntan por que creemos que las mujeres son imbeciles...

    ResponderEliminar
  8. A mi parecer, la mayoría de comentarios "anónimos" fueron escritos por un paisa zoquete y machista que no soporta enfrentar la realidad. Me gustó el artículo porque me parece de puta madre que estas viejas rajen de todo (y más cuando rajan de los paisas)
    Bieeeen!

    ResponderEliminar
  9. Ah este fue el man del comercial de que mete caspa en vez de perico. Ahi está el experimento de snifar caspa

    ResponderEliminar
  10. Pues no me parece mala idea! JAJAJA yo pienso escribir un libro en mi BB de las situaciones mas inesperadas que pasan en las flotas de los buses en Colombia!! si asi este man se gana la plata, cualquiera puede!

    ResponderEliminar
  11. Lo que en realidad él quería decir con el comentario de "sexy" es su "espich":
    "En mi mirada de Colombiano, donde todos se salen con la suya, uno puede decir lo que quiera y no pasa nada. Los gringos andan parálizados con eso de la discriminación contra mujeres y otras razas y mire que en Colombia eso no se regula y allá no pasa nada. Los que mandamos siempre vamos bien y supongo que mientras los de arriba estemos bien, pues los otros también. En Colombia uno puede decirle a la secretaria "sexy, gordis, mamita vamos un motel" y las muchachas se ríen y agradecen que unos las mire. ¡Más queridas! Eso de las inequidades de género es como cuento de gringos, porque mire que en Colombia hay harta secretaria".

    ResponderEliminar
  12. Ay qué petardo tan insufrible

    ResponderEliminar
  13. Ahora me echaré un "cortico" en mi beeper para publicarlo.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Soy un paila, digo paisa nacido en hamptioquia, que lastimosamente está llena de hamptioqueños tan pailas como yo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  16. ¿Cuándo será que va a aprender a tener un poquito de sentido del humor, Plata?

    ResponderEliminar
  17. Alguien me puede explicar qué es esta basofia??

    ResponderEliminar
  18. Estoy asombrado de ver la cantidad de insultos. Se las dan de cultos e inteluactules y creen que a punta de palabras denigrantes (como las que usan los que viven en ese nido de raponeros que es Medellín)van a lograr limpiar su imagen. Era de esperarse. Yo sé que la verdad ofende, también sé que Colombia entera está llena de raponeros, pero -relajaos- que el que nada debe nada teme y muchos menos tiene porque sentirse ofendido por las bobadas que escriben las doñas acá. Las bobadas son para reirse!

    ResponderEliminar
  19. "...el primero escrito en un papel higiénico y el primero que se escribió en una Olympia"

    A Vaclav Havel, el último presidente de Checoeslovaquia, le tocó escribir en papel higiénico cuando era prisionero político de los comunistas. Pero no creo que haya sido el primero.

    ResponderEliminar
  20. Sólo por precisar un dato: El león de oro no se lo ganó trabajando en New York, no se lo ganó con DDB. Se lo ganó en Colombia con Leo Burnett.
    Si van a criticar, lo mínimo es investigar.

    ResponderEliminar
  21. Uy, sí, bobas: azoten a la Catalina Ortiz-Chaparro. eso le pasa por ponerse de innovadora a escribir en Avantel.

    ResponderEliminar
  22. Osea que el libro debe volar por sí mismo.

    ResponderEliminar
  23. Esto es lo que uno llama una: Severa estupidez. Qué tal, no sabe cómo llamar a sus historias já! Está en limbo.. Claro! Si ni sabe lo que escribe, güevón.

    ResponderEliminar
  24. La humildad, sencillez y simplicidad de Juan Carlos Ortiz es completamente arrolladora. Debería acompañar esta inesperada idea (escribir el primer libro desde un BB), con un centro de reflexión con él, un fin de semana largo de tertulia y acompañamiento, me lo estoy soñando.

    Me atrevería a decir que mas de uno, como yo, está intrigado en la forma cómo logra combinar la represa de gel que se embadurna en esa mula y a su vez mantener un movimiento fresco y natural en los cachumbos delanteros. Un corte de pelo que sólo se acompaña con un almuerzo de carretera.

    ResponderEliminar
  25. Soy paisa y aunque los paisas nos creemos "una chimba", Medellín a pesar de tener metro sigue siendo un pueblo sucio y lleno de ladrones... igual que Bogotá. Lo indignante es ver a muchos paisas defendiendo a una pobre ciudad tercermundista sólo porque "es una chimba". Qué vergüenza que sigamos siendo montañeros.

    ResponderEliminar
  26. Bobas... el León de Oro se lo ganó estando en Leo Burdel. Recuerdo bien la celebración porque todos y todas teníamos la nariz más blanca que cuando escribimos campañas publicitarias y el "Triunfalismo Colombiano" superaba el 5-0 contra Argentina.

    ResponderEliminar
  27. Yo sufro de estreñimiento así que voy a escribir un libro usando un iPad mientras hago popó... y lo haré en un baño público.
    ¿Ideas para el título?

    ResponderEliminar
  28. No es LEO BURDEL, es LEO BURNETT. Y no todos somos periqueros como usted!

    ResponderEliminar
  29. Y no se la cree el señor publicista; mejor dicho, él se cree mejor que Vargas Llosa, que Sábato, que Verne, que Borges: él es el nuevo gran escritor

    ResponderEliminar
  30. Me parece ignorante comentarios sobre Ortiz demeritando el trabajo publicitario, esta labor es hermosa y más aún cuando se busca dejar la imagen de Colombia como un país creativo, de gente berraca y luchadora

    ResponderEliminar
  31. que risa me da ver a Daniel Páez escribiendo esta pelafada, de lo chistoso que había en la universidad, un LOSER inolvidable, no es gratis esta sarta de sus resentimientos y frustraciones, cojé pelotas!, ya sabrás quien soy, una pista: te quite a la novia dos veces Pocalucha.

    ResponderEliminar
  32. ¿Medellín nido de raponeros? ¿el senado no queda es en Bogotá?

    ResponderEliminar
  33. Este artículo no sólo ofende a Juan Carlos Ortíz, sino a todos los publicistas que tenemos una columna en algún medio, a los antioqueños y al gremio en general. ¿No se vale incursionar en otros saberes? ¿No se vale ser innovador y estar orgulloso de serlo? ¿No es relevante traer el primer león de oro a Colombia? Yo como mujer, paisa y publicista, rechazo el artículo de principio a fin.
    Fadua CDdelC

    ResponderEliminar
  34. Paisas de mierda, habría que montarlos a todos en un avión y dejarlo parqueado en Pakistan.

    ResponderEliminar
  35. ¿Alguien comprobó si ese tipo fue capaz de escribir bien un párrafo? ¿Así sea desde un Blackberry?

    ResponderEliminar
  36. Bobas, les tengo a dos sabrosuras de la publicidad para que les preparen un banquete:
    Eduardo Calvache y Andrés Cañas

    ResponderEliminar