viernes, 14 de marzo de 2014

Las elecciones, una pokería

En la nueva campaña de Poker, estas cervezas serán reemplazadas por libros. Según Arcadia, esta es la "forma correcta" de brindar.

Las elecciones del domingo, que bien pudieron haberse llamado Colombia’s Next Top Criminal, transcurrieron sin sorpresas: los tamales y los candidatos estaban viejos y Colombia votó por Uribe Centro Democrático, que por ser el partido de Uribe precisamente no puede ser ni de centro ni democrático. Pero ya lo sabíamos. De hecho, una semana antes habíamos preguntado a nuestros lectores para qué sirve el congreso: con un empate, 27% cree que para mantener entretenido al país a punta de escándalos –la única promesa que los candidatos van a cumplir– y para que los actores de telenovelas no se queden sin trabajo (aunque en realidad no quedó ninguno).

También habíamos preguntado por quién iban a votar nuestros lectores, y su intención de voto quedó plasmada en las elecciones: 65% dijo que por El Cuentahuesos y Donjediondo, porque serían los primeros con unos nombres acordes con el congreso (aunque, como en un mal chiste, les robaron los votos), mientras que 20% optó por Simón Gaviria, para que no tenga que desempeñar un trabajo en el que le toque leer. Por último, hace ya quince días preguntamos qué es el voto preferente: 42% dijo que es en el que uno escoge si prefiere tamal o aguardiente y 31% dijo que no sabe porque ese señor no le ha ofrecido ningún tamal.

Pero, como cada día trae su escándalo, esta semana tuvimos uno que hizo las delicias de los intelectuales, que ven a cualquiera que no hable con reverencia de los libros con los mismos ojos que Alejandro Ordóñez tiene para los homosexuales. Por eso, queremos sumarnos a esta indignación preguntando:

¿Quién debería ser la nueva imagen de Poker?
Jorge Luis Borges, el alma de la fiesta.
Simón Gaviria, el congresista que más lee en el país.
Cleóbulo Sabogal, para que nos enseñe que Poker debe llevar tilde en la o.
Paulo Coelho, que es a la literatura lo que Poker a la cerveza.

Usted qué prefiere, ¿la cerveza o los libros?
Los libros, porque es lo que Arcadia me dice que prefiera.
Los libros, porque me dan ganas de dormir mientras que la cerveza me da ganas de orinar.
Es una pregunta estúpida, como los libros y la cerveza.
¿Puedo usar el libro como portavasos para mi cerveza?

¿Qué debe hacer Bavaria para que la disculpen los intelectuales?
Emborracharlos durante la Feria del Libro.
Hacer la campaña "Si va a leer, entregue las llaves".
Entregar un libro con cada cerveza para que la gente lea cuando sale de rumba en lugar de emborracharse.
Hacer la campaña Cerveza al Viento, para que la gente tome cerveza gratis y después la devuelva.

1 comentario:

  1. Hey, Santos se orina y ustedes no dicen ni mierda?

    ResponderEliminar