martes, 18 de enero de 2011

Andrés Ospina, personaje del mes en La Bobada Literaria

Nuestro bobo del mes es el Billy Pontoni de la multimediocridad: escritor, músico, jurado, actor de Pequeños Gigantes, periodista, radiodifusor, curador y experto en cosas pasadas de moda (para estar a la moda), su nombre vuelve a sonar cada cierto tiempo; este año, moja prensa gracias a un diccionario de bogotanismos que se ganó un estimulante estímulo samuelista porque la Secretaría Bilingüe de Cultura no sabe en qué gastarse el presupuesto. Hijo del excelente cantante de éxitos como Dime qué pasó y un comercial de Coca Cola, Andrés Ospina –que, originalmente, se llama Andrés García Ospina pero que le pareció aún más original cambiarse los apellidos para que no lo relacionen con su papá– se dejó seducir en sus inicios por el legado Pontoni –no del futbolista, sino del artista– e intentó iniciar la nueva-nueva ola, protagonizando así el primero de sus clichés, el de rockerito inconforme que cree que la educación es una prisión:



No lo podemos culpar: todos fuimos adolescentes alguna vez. Pero esa pose de muchacho loco le alcanzó a Andrés para llegar a la radio, aunque no a integrar parrilla alguna sino para hacer irreverentes programas para los adolescentes más bobos de la era siguiente a El Siguiente Programa. Esa Silla Eléctrica se convirtió en una pieza de culo para nuestra cultura, tanto que dos de los seis oyentes que tenía ese espacio piensan que este blog no existiría si no hubiera existido ese programa antes. Pero no: nuestro lenguaje nunca ha sido rimbombante y nuestro contenido nunca se ha centrado en decir qué canción sonó en el capítulo de Beverly Hills 90210 en el que Brandy le dio un beso a Brindis ni en hablar mal de Pink Floyd porque le gusta a todo el mundo.

Empero –como espetaría nuestro personaje del mes para no decir "sin embargo"–, consciente de que había nacido para ser un ser de otra época, Andrés optó por darle un giro a su existencia –como diría para no decir "vida" y demostrar que tiene un amplísimo vocabulario–. Además de músico (cosa que lamentablemente nunca dejará de ser), se convirtió en escritor y "experto en la materia", cualquiera que sea esa materia. Y sabe que para ser algo tan pretencioso e inclasificable también es más fácil convertirse antes en un estereotipo: pantaloncito de cuadros con Converse rotos, chalequito con sombrerito, corbatica con boína, enormes gafas de marco grueso, barba de tres días perfectamente delineada, pelo con gel –o aguapanela, para hacerlo a la usanza de los antiguos cachacos–, una original pasión por todo lo que no está de moda y un bucolismo que, sin nada de lo anterior, sería igual de exasperante. Para la muestra, apenas un tuit:
Prueba de la vulnerabilidad del humano ante su entorno es lo mucho que cambia el funcionamiento de una ciudad por causa de una lluvia.
Así, este delicioso y sensible representante de nuestra cultura decidió alejarse de las épocas sencillas en las que cantaba "no me hagan crecer, no me obliguen a ser" para, sin más, registrar con solemnidad la intrascendencia de la vida. Bueno, de su propia vida. Una vez más, algunos de sus geniales tuits:
Los hechos más determinantes de nuestra existencia, incluidos nacimiento, nombre y deceso, son variables que por lo general no decidimos.

Quizá por nuestra natural inconformidad con lo que en efecto tenemos, el pasado y el futuro nos parecen más divertidos que el presente.

Es saludable cometer errores deliberados para después arrepentirse, dado que el arrepentimiento es propio de los espíritus nobles.
Esto, por supuesto, no se podría observar de otra manera que con un tono pomposo, por el que le surerimos cordialmente a Andrés revisar el rumbo trazado por su progenitor y apodarse Pomponi –igual, a él le gustan esos loquitos de los libros de historia, como Pomponio–. Eso, sin duda, le daría mayor autoridad para seguir siendo el experto en la materia por excelencia, aquel que opina con mensa certeza sobre todos los temas:
Monotonía: El injustificable prejuicio ha reforzado en mí la creencia de que los lunes siempre son grises, y de que los viernes suelen ser soleados.

Miedos: Algunos le temen al ruido. Otros padecen de un irracional pánico al silencio. Y para aplacarlo lo llenan con palabras o canciones insulsas.

Originalidad: Es común que alguien nos diga que nos llamará en 15 minutos. Para evitar la repetición, prefiero hablar de 17 ó 13 minutos...

Soluciones: Tal como alguna vez hubo zonas de tolerancia, debería haber 'zonas de hurto consentido', destinadas a que los malhechores ejerzan su oficio.

Confusiones: Por un asunto caprichoso, y para superar el complejo del 10 y del 5, prefiero redondear las cifras con números distintos a esos dos.

Literatura: Yo sería un colaborador entusiasta y gratuito de Wikipedia, si me dejaran firmar y me dieran el debido crédito por mis aportes.

Relaciones internacionales: España –nuestra 'madre patria'– es la única madre que exige visa a sus hijos para ir a visitarla.

Gastronomía: Hay comidas con nombres repugnantes. Entre éstas destacaría el 'sancocho', el 'churrasco' y el 'salchichón'. Ello alienta mi vegetarianismo.

Fenómenos culturales: Me opongo de manera taxativa a la tropicalización forzosa de Bogotá, ciudad gélida, sabanera, enclavada en lo más hondo de los Andes.

Tendencias: Prueba del borreguismo del bogotano está en el hecho de decir 'pico y placa' en lugar de 'restricción de placas', torpe lema institucional.

Tiempo: Los días deberían comenzar –en forma oficial– a las 6:00 a.m. y culminar a las 5:59 a.m. ¿No sería eso más lógico?

Medicina: Los virus gripales deberían abstenerse de atacar a sus víctimas durante ciertas fechas, incluyendo cumpleaños y diciembres.

Salud: Los embates invernales han hecho mella en mi salud, y ya mi garganta acusa los primeros síntomas de una afección gripal severa.

Fútbol: ¿Por qué no entramos en razón? ¡Los oncenos balompédicos capitalinos han sido cobijados por una siniestra y eterna maldición!
Pero eso no es todo. Parte de semejante cliché de la contemporaneidad –así él diga que no es hipster, que lo de él es retro, vintage o simple nostalgia– debe ser tener un blog, y mejor si es en eltiempo.com, el medio que más ha demostrado cuidado en la selección de sus contenidos. Allí, Pomponi propone “Hablar con compulsión sobre Bogotá, convertirla en eterna modelo de fotografías bien y mal-intencionadas, contar historias inútiles que a muchos y pocos interesan, robar el anonimato a quienes deberían ser contados y descontados. De eso se trata. ¿No?”. En otras palabras, nos somete a todas aquellas importantes disquisiciones que no alcanza a cubrir en 140 caracteres, como en este post en el que además pone en evidencia, junto a las características ya enunciadas, la firmeza de sus convicciones y que lo que menos le interesa es posar, no, eso jamás:
Me mantengo obstinado en mi intención de no seguir alimentando este espacio, dada la irrespetuosa invisibilización de la que los 'bloggers' de El Tiempo hemos sido protagonistas, por cuenta del discutido rediseño. Aun así, la disciplina autoimpuesta de publicar cuanto menos un texto mensual aquí me lleva a ceder, cada 30 días, en mi propósito. Aquí voy, con una consideración cuya pretensión es anticiparse a la muerte.
Si es que tienen la paciencia para leer a alguien que se cree Alfredo Iriarte pero sólo atina a usar unas cuantas palabras rebuscadas, les dejamos como pruebas de la impotable profundidad de este ser entradas como esta, y esta y esta y esta o cualquiera. Sabemos que Andrés nos agradecerá que, por primera vez en la historia de su blog, lo leerán más de dos personas.

Pomponi despliega, además, un inagotable e indudable carisma que le ha dado un primerísimo lugar en eventos de humor virtual –lo de virtual es porque no es real– en los que siempre presenta una original parodia que demuestra que el humor en Colombia pasa por un pésimo momento:



Y, también, cuando el público ya se está durmiendo, pone a rodar su reconocida parodia al tropipop, del que por sus pintas podría ser fácilmente uno de sus representantes.



Como nosotras también somos multimediocres –y sabemos que en cinco años vendrá alguien a burlarse de nosotras pero no logrará encontrar joyas como estas–, queremos mostrarles la faceta más seria y desconocida de nuestro bobo del mes, aún más rimbombante y artistíco: sus cuentos, escritos para ser leídos al estilo de Radio Sutatenza:



No sabíamos para qué parte dejar este último video, que es una síntesis de la carrera de nuestro artista multimediocre favorito, un perfil hecho por él mismo, una colcha de retazos de los videos que durante años ha recopilado Andrés (García) Ospina para no deprimirse con el hecho de ser él mismo:



Para terminar, ahora sí, los dejamos con un par de trinos parádojicos.
La buena forma de un escrito es herramienta de probada utilidad para enmascarar su pobre contenido. ¿No?

Tal como hay un programa de protección de testigos debería haber uno de cambio de identidad para los que hacen ridiculeces vía YouTube.

68 comentarios:

  1. Juemadres. No sé quién es más zoquete, si el niño poeta o este, el niño artista. Ambos pueden competir por el Premio de la Academia Chueca, porque una cosa es un bobo bobo, per se, y otra un bobo que se cree artista, o genio. Como el niño poeta o este, el niño artista.

    ResponderEliminar
  2. Claro que también se puede ser un bobo hijueputa. Y este man también podría ganarse ese premio.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, este se merecía ser el bobo del mes desde antes de que existiera La bobada. De hecho, había nacido para esto.

    ResponderEliminar
  4. Hahahahahaha muy buena!!! Después de todo lo único malo que le veo a Andrés Ospina es que el gusta Pink Floyd.

    ResponderEliminar
  5. La pregunta del huevo y la gallina en este caso sería... hay que ser un bobo renacentista (en el sentido de abarcar tantas disciplinas artísticas) para encajar en el perfil de enchufado parasitario que vive de los dineros públicos, o, es el hecho de ser un apalancado por un lejano ex-presidente amigo de su papá lo que le permite ser el bobo multimediocre que jode la vida de aquellos que tienen la desgracia de intentar ser profesionales con él cerca?

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué será que los intelectuales bogotanos están obsesionados con las busetas, los celadores, los corrientazos y los sombreritos?

    ResponderEliminar
  7. Vilipendio rotundamente a los tunantes que confeccionaron tan quimérico ardid en contra del nombre de tan ilustre personaje.

    PD: El buscador de sinónimos de Word es lo máx!!!

    ResponderEliminar
  8. Pero es que al final, o a la postre para estar acorde al personaje, todos los intelectuales criollos terminan siendo fantoches, claro que no todos son capaces de colgar sus fantochadas en Youtube. Eso si se lo aplaudo a Ospina, que es intelectual y que carece de la capacidad de apenarse. Pero los que sufrimos de pena ajena pasamos un mal momento al ver sus videos...

    ResponderEliminar
  9. Habla el homenajeado.

    Agradezco mucho a las señoritas de La Bobada por haberme invitado a engrosar las filas de este olimpo en el que recuerdo haber visto a Elsy Rosas Crespo, Gabriel Ruiz-Navarro y Armando Benedetti.

    Es la primera vez, y de seguro la última, en que –sin haber hecho acopio de mis probadas capacidades como lagarto– consigo un triunfo como este.

    Dado que mis súplicas por no aparecer aquí fueron desestimadas por el comité editorial de la publicación, me veré en la dolorosa obligación de acudir a los servicios de mi admirado amigo Juan Pablo Plata, para que él se sirva tomar los correctivos de rigor.

    Abrazos para todas.

    ResponderEliminar
  10. Pues ésta si que es una razón para meter a Samuel a la cárcel, una cosa es regalarle la plata a los Nule y otra publicar a este bojote.

    ResponderEliminar
  11. La prosa de este tipo no da ni para decir "la pluma", así que el kilometrico de este tipo es lo más parecido a un pastel de bodas que he leído ultimamente. ¿Quién le vende la idea a los nuevos ta lentos de que la gracia de la escritura radica en usar palabras rebuscadas?

    ResponderEliminar
  12. Y este iguazo chibchombiano que se creyo!! lei solo uno de sus blogs en el tiempo y me parecio que perdi todo un dia, absurdo y rebuscado se merece ser el bobazo estrella, un completo bufon, y la verdad me senti ofendido con sus "Guayigoladas" imbecil snow...

    ResponderEliminar
  13. "Literatura: Yo sería un colaborador entusiasta y gratuito de Wikipedia, si me dejaran firmar y me dieran el debido crédito por mis aportes."

    ¿quien mierda es el? esta frase realmente da a entender que el busca protagonismo.

    ¿que quiere de wikipedia? ¿un diploma de esos de cartulina que te daban en en colegio por izar bandera solo por moderar los contenidos de Wikipedia?

    ResponderEliminar
  14. Menos mal que tarados de esta calaña nacen, se crían y mueren en Bogotá, y no los tenemos que padecer en el resto del país.

    ResponderEliminar
  15. Pero, ¿qué tal estas joyas de los comentaristas?

    "imbécil snow" (la w está bien lejos de la b, como para excusarlo, quizá quería escribir snob), "el kilométrico de este tipo es lo más parecido a un pastel de bodas..." (quizá quería decir pastel de bobas porque, de otro modo, es más rebuscado el comentarista que el bobazo del mes), "Pero es que al final, o a la postre" (quizá sería menos fantoche decidirse por alguna de las dos opciones). En conclusión, según parece, La Bobada Literaria no es escrita por bobos pero evidentemente es leída por muchos de ellos (y no me incluyo).

    ResponderEliminar
  16. El anterior comentarista es un imbécil snow.

    ResponderEliminar
  17. Mmm, pastel de bobas, que delicia.

    ResponderEliminar
  18. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    El que me dijo imbécil snow es el imbécil snow que escribió imbécil snow ...!

    ResponderEliminar
  19. casi que no! este tipo se merceria el bobo del mes hace rato, es más , el bobo del año.
    mm snow... mm pastel.

    ResponderEliminar
  20. Pusieron la competencia muy dura, me parece difícil encontrar un bobo más bobo.

    Más bien hagamos un tea party con pastel de bobas y quedamos felices. Invitamos a Andrés de arlequín.

    ResponderEliminar
  21. Lo invitamos para ponerle un pastel de snow en la cara, bobo marica ése!

    ResponderEliminar
  22. Al final o en el postre, ¿quién iría a un tía pari con estos comentaristas tan bobos?

    ResponderEliminar
  23. Excelente perfil de este pisco. Ahora entiendo muchas cosas sobre la vida.
    Espero que si algún día escribo alguna bobada comparable a las del vilipendiado nunca se entere la administración de este blog.

    ResponderEliminar
  24. Que tal el "bobotazo" con amenaza incluida y todo... por tipos como ese es que estamos como estamos en el pais...

    ResponderEliminar
  25. Listo, vamos con la tía pari a comer pastel de bobas de postre. Pero mejor no llevemos a Andrés, porque debe ser un bodrio.

    ResponderEliminar
  26. HPs cómo me hacen perder el tiempo viendo semejante video? Este tipo me lo encuentro en la calle y le parto la cara con un bate de baseball...
    PD me encantó lo de Snow!!

    ResponderEliminar
  27. Pero antes de irnos con la tía Palin al pastel debemos agregar el nombre de Andrés a Wikipedia.

    ResponderEliminar
  28. Estoy viendo el diccionario y no me explico como semejante cosa tan mediocre necesitó un equipo de 6 personas.

    ResponderEliminar
  29. Yo creo que el unico merito de este tipo fue involucrarse con la madura, pero aun preciosa Marcela Agudelo, lo unico que le envidio.

    ResponderEliminar
  30. La sedujo con sus antiguas maneras.

    ResponderEliminar
  31. Pa darle en esa jeta, amenazando y todo el remedo de leído este del Andrés

    ResponderEliminar
  32. ¿Cómo así que se echó a Marcela Agudelo? Ah, sí pilla, tocó empezar a usar sombrerito, dejarse los pelos de la barba y usar palabras como "malhechores" y "balompédicos".

    ResponderEliminar
  33. unfollow para el blogotazo, done

    ResponderEliminar
  34. Increible la capacidad de este pais de producir bobos.
    Aunque este bobazo no supera al niño poeta.

    ResponderEliminar
  35. Chévere la amenaza... y yo que pensaba que se sentía orgulloso de sus idioteces, ahora resulta que le averguenzan... A ponerle la queja al tal plata... jajaja... q bobolitro... necesita un nuevo premio para definirlo... algo así como: "El Rimbombante Cateto Sandío de La Presente Anualidad"... jajaja q petardo

    ResponderEliminar
  36. No deberían permitir los comentarios, serían mas "cool"

    ResponderEliminar
  37. Todos los que comentan son igual de idiotas a Andrés Ospino....ouch

    ResponderEliminar
  38. Pero l@s del blog no le contestaron nada. ¿Se asustaron con la amenaza?

    ResponderEliminar
  39. La Bobada Literaria aclara a la opinión púbica que lo que dice Andrés Ospina comentando como "el bobotazo" no es considerado como una amenaza. Suponemos que, al nombrar a Juan Pablo Plata, lo que Pomponi se propone es que Plata suelte sus insultos de verdulera en este democrático foro.

    ResponderEliminar
  40. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  41. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  42. ¿Hipérbaton es qué?

    ResponderEliminar
  43. Anónimo no es petardo. Debe ser el mismísimo putas.

    ResponderEliminar
  44. Ahora todos se creen poetas. La chimba.

    ResponderEliminar
  45. Huuuy pero sí llegó el patrón, pirobos! ¿Qué nos vas a hacer, pichurria? ¿Vinistes a defender a tu amigo care churria?

    ResponderEliminar
  46. Lo que es es un hiperbobo.

    ResponderEliminar
  47. par guevas el Plata y el Ospina, se deben dar culo y sacar las espinillas por la noche. Aunque bueno, no le llegan ni a los talones al niño poeta como dijo alguien mas arriba

    ResponderEliminar
  48. Por si no lo vieron en el otro lado: Gonorreas, si los veo les pego con mi hipérbaston.

    ResponderEliminar
  49. Y esté atentas porque no contentos con chupar sueldo del erario público por un trabajo mediocre en la radio nacional de colombia, ahora otro colega de Ospina dice que "una editorial" le va a publicar su libro de poesía y aprovecha los micrófonos (que todos pagamos con los impuestos) para hacerle publicidad a su blog http://felipe-lozano.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  50. Felicitaciones a la administración de este blog por la selección del personaje! Lástima que estos parásitos sigan alimentando sus egos con los impuestos que todos pagamos. Eso de no poder alcanzar logros propios sin contar con ayuda de las palancas políticas debe ser muy frustrante.

    ResponderEliminar
  51. Muy merecido homenaje a semejante bobaza que es Andres Ospina. Ahora les recomiendo que se fijen en otra boba que vive a la sombra de lo que el papá fue, y que además posa de intelectual, loca, rebelde, historiadora, periodista, incomprendida, culta, gran lectora, diseñadora, solitaria y últimamente cocinera: http://www.juglardelzipa.com/wordpress/

    ResponderEliminar
  52. Uyyy le llegó la hora a Miguel Olaya, Juglar del Zipa, deberían seguir esa ruta y pasar por la criba a personajillos como Javier Moreno, el matemático ese que se cree el hombre renacentista y la última cagada y palabra en todo. Ver http://bluelephant.blogspot.com/

    http://www.finiterank.com/notas/



    Coman mierda de paso señoritas descopudas.

    ResponderEliminar
  53. Generalmente nunca pierdo mi tiempo leyendo blogs, pero este particularmente me robo unos minutos de mi trabajo. Quiero decir ante todo que felicito a todos los que han rajado a madrazos al mamerto de Andres Ospina. Que le dediquen este espacio, quiza sea demasiado merecer para el, ojala tratarlo como un lagarto, pedante, rosquero, bruto, no le suba el ego. Mi comentario en este blog, es para decir que deberia salirse de la radio nacional. Ese lugar santo de los medios de nuestra patria, se ve contaminado por este pedazo de roscon. Buena vida y que se large!

    ResponderEliminar
  54. A mi si me gusta Andrés Ospina y los bobos que hacen este blog también. Si algún día Andrés Ospina dice que no hay que leer a estos bobos, de todas maneras no lo voy a dejar de hacer. Que tontos los que creen que ser lector de un blog implica adoptar todas las creencias y opiniones del autor como propias... pero pues si quieren hacerlo allá ustedes. Ojala que a estos bobos no les de por proponer quién sabe que cosa, por que por lo visto, muchos acá no son capaces de comprarse sus propias opiniones.

    ResponderEliminar
  55. Que lástima el que guste de Andrés Ospina y sus constantes estupideces de originalidad basadas en el pasado. También de acuerdo: que se largue de la radio nacional y que deje de calentar puesto y ganar plata por decir bobadas. Fuera de ahí!

    ResponderEliminar
  56. Es bueno leer a resentidas, leer lo que uno piensa y en momentos olvida escribir. Conocemos a Ospina y otros primos de la start snob de Colombia. Desde Medellín tenemos tantos personajes a los que les he dado merecidsos premios que pueden estar en la categoría de este blog. Ustedes no me divierten, me recuerda que debería de escribir las bobadas que pienso, casi todas son sobre lo que no me gusta... Un saludo y les deseo una buena bobada el día de hoy.

    ResponderEliminar
  57. yo propongo de personaje del mes de su blog a todo el grupo de Radionica y mucho más al tan sabelotodo profe que todos veneran. es una emisora llena de bobos snobstart.

    ResponderEliminar
  58. ¿Quién es el resentido que tiene una página para escribir en contra de la humanidad? Ay, que triste. Una persona desocupada en la vida, seguramente no tiene trabajito y vive de la renta de los padres y dedica su existencia sin sentido a crear blogs para despotricar de la humanidad. Vaya sirva a los demás!. Haga un blog donde le tome foto al ojo de su culo. Eso sería interesante. Jajajaja. elojodemiculo.blogspot.com excelente idea.

    ResponderEliminar
  59. Oye que maricas más feos son ustedes. Deberían hacer casting para una versión nueva de Rodrigo D No futuro. ¿Juglar del Zipa no era un tipo amigo de Andrés Ospina en el pasado?. Lo recuerdo oyendo siempre la Silla eléctrica. Creo que algo pasó. Una riña, una envidia, una cosa rara.

    ResponderEliminar
  60. Cada bobo del mes supera al anterior. Esté hace tolerable a Elsy y eso es decir mucho...

    ResponderEliminar
  61. Que manada de gente mas resentida. Metanse con quien quieran pero no con uno de los personajes mas inteligentes y mas honestos del pais. Ospina es mejor persona que cualquiera de ustedes!

    ResponderEliminar
  62. Andrés es una persona muy amable, cordial y buen amigo.

    ResponderEliminar
  63. este blog es una boleta. Unfollow porque ustedes le hicieron un artículo y ya? más bien consíganse un trabajito a ver si dejan de renegar de todo el mundo, especialmente de quienes no les han hecho nada. Bobas no, babosas y con ganas es lo que son ustedes.

    ResponderEliminar
  64. ospimna un super escritor y buena persona

    ResponderEliminar
  65. Bueno igual no sabia que existía este personaje°!!

    ResponderEliminar
  66. Excelente el trabajo de Andrés Ospina , inquieto y creativo , hace muy buenos trabajos periodísticos y literarios y es interesado acérrimo por Bogotá. Esperaría yo que este haciendo considerando la realción entre la cultura paisa ( entiendase las regiones colonizadas por antioqueños) y la bogotana, pues sus padres son de municipios cafeteros y el es nacido en Bogotá.

    ResponderEliminar
  67. Conocí a Andrés cuando era un estudiante en los Andes. Me pareció un tipo auténtico, chévere y amante de la cultura.

    ResponderEliminar