viernes, 12 de abril de 2013

Realismo magicolor

Este blog es tan bobo que perdió la clave de acceso y tuvo que ir a pedirla directamente a las oficinas de Google Bordello; por eso no publicamos nada durante esta semana. Lo malo es que volvimos más bobos que nunca, con un tema que la Twitter Fashion Police nos señalará como pasado de moda, pero no importa: este blog también está pasado de moda. Por si no lo recuerdan, el motivo de indignación del mes pasado era la telenovela Tres Caínes –que, de paso, hay que decir que tiene efectos especiales de tres pesos–, porque qué horror hablar mal del país cuando podemos mostrar nuestra cara linda con Protagonistas de Novela o Ernesto Calzadilla. Esta semana se nos olvidó esa indignación y el país se hizo la víctima, incluyendo a Gustá Bobo Lívar, quien recibió amenazas de muerte porque en Colombia no se puede hablar.
Por eso, nuestra encuesta de la semana antepasada vuelve a cobrar relevancia: 31% de los colombianos cree que le deberían retirar la pauta a Sábados Felices porque en este país es imposible ser feliz, mientras que 30% piensa que el programa que se debería quedar sin anunciantes es La Pista porque el mundo va a pensar que aquí nadie sabe bailar. Mientras tanto, 48% de los encuestados propone que borremos de nuestra historia a El patrón del mal, porque van a pensar que Pablo Escobar usaba una peluca inmunda. Por último, 44% dice que debemos exaltar a Especiales Pirry si demuestra que Natalia París tiene razón y el pollo tiene la culpa de tanto homosexual que anda por ahí corrompiendo a nuestra ejemplar sociedad.
Todo esto nos lleva a concluir, como Proexport pero con un presupuesto trece mil millones de pesos menor, que este país es realismo mágico y a preguntarnos:

¿Para usted qué es el realismo mágico?

Que el expresidente de la República moje más prensa que el presidente.
Que le hagan el paseo millonario en una buseta.
Dar papaya.
Odiar al dictador del país vecino pero extrañar al de acá.
Traer a un Nobel de literatura, no saber pronunciar su nombre y ponerle el himno nacional.
Celebrar las victorias del Barcelona como si fueran del equipo del barrio.

20 comentarios:

  1. Traer a un Nobel de literatura, no saber pronunciar su nombre y ponerle el himno nacional. Como de personajes de Gabriel García Márquez.

    ResponderEliminar
  2. Dejar de ser pobre con un ingreso mensual de $190.000 y además sobrevivir con eso.

    ResponderEliminar
  3. Escuchar todos los dias a un expresidente hablar de conocer los secretos del gobierno de turno, pero desconocer los del suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque es peor escuchar todos los días a un presidente en ejercicio limpiarse con el mandato con el que el pueblo lo eligió y luego tena la cachaza de desconocer la plataforma que le dio los votos.

      Eliminar
    2. Usted es un batracio muy pulido señor.

      Eliminar
  4. Realismo Mágico: "No hay condenas a guerrilleros de Farc por delitos de lesa humanidad" Fiscal Eduardo Montealegre

    ResponderEliminar
  5. por culpa de este blog llevo dos horas con la cancion de magicolor pegada, ese deberia ser el jingle de la campaña de realismo magico
    pero cantado por fonseca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O Shakira cantandole el himno a Ublime en un remix con Magia, siento mafia.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Realismo mágico: que el presidente de la república tenga que oler la marihuana incautada por la policía para cerciorarse de que en realidad es marihuana y no otro falso positivo.

    ResponderEliminar
  8. me gusta el del anonimo... dejar se ser pobre con un ingreso mensual de 190.000 mil pesos. eso es puro realismo magico

    ResponderEliminar
  9. Realismo mágico: la componenda de los Bessudo para administrar y explotar los Parques Naturales de Colombia a su antojo. Subrayo la palabra componenda porque tengo muchas pruebas de cómo se repartieron el pastel estos hampones.

    ResponderEliminar
  10. No! realismo mágico es querer paz sin perdón... sin víctimas ni victimarios. salió del Estadio ;)

    ResponderEliminar
  11. Odiar al dictador del país vecino pero extrañar al de acá. Ehhh! ave maría qué presición!

    ResponderEliminar
  12. realismo magicolor es que hayan seis millones de colombianos exiliados porque en Colombia "el pais más alegre del mundo y el mejor vividero" no ofrece seguridad alguna, eso esi, para los colombianos que no se han ido, los que tragan entero, los migrantes son lo peor.

    ResponderEliminar
  13. Realismo mágico: los restaurantes donde van a almorzar los de la Dian y en la cuenta no les incluyen el IVA

    ResponderEliminar