viernes, 26 de febrero de 2010

Los más inteligentísimos escritores. Capítulo 2: la culpa es del diseñador

Los autores que participan en El Desafío Literario: Los más inteligentísimos escritores ya cumplieron una semana de connivencia en la casa editorial estudio. Sólo dos hechos perturbaron la calma. El primero se presentó cuando un día nuestros escritores se unieron al clamor del pueblo colombiano por la libertad de Íngrid Betancourt. Entonces improvisaron pancartas para manisfestarse a la madrugada, haciendo juerga de hambre en la puerta de la habitación de nuestra mártir hasta la hora del desayuno. Muchos de ellos también escribieron sendos artículos de opinión que discutieron tomando whisky alrededor de la piscina o jugando golf. Los únicos que no pudieron hacerlo fueron Antonio Caballero, porque no sabe escribir en computador y nadie se acordó de traer una vieja máquina de escribir, y Ricardo Silva, que no tuvo película para comentar. Pero todo acabó ese mismo día, gracias a la pregunta fuera de lugar de Gabriel García Márketing: ¿y luego a ella no la habían soltado ya?

El segundo incidente se presentó al día siguiente por el alboroto de una lectora que desde la entrada gritaba arengas y llevaba en alto una pancarta. Era Florence Thomas, enfurecida porque los lectores habían votado en su mayoría por las únicas dos mujeres que participan en el reality.
Sólo hasta cuando ya era innegable que los colombianos anhelaban ver a Íngrid en libertad ocurrió lo impensado: el general Gilibert, siempre tan interesado en los temas literarios desde que le publicaron su novela Madame Taconcitos en Villegas Editores –editorial que, está claro, publica cualquier cosa–, organizó un operativo denominado “Operación Hacker” para llevarse a Íngrid de nuestras páginas. En una alianza con la Alianza Francesa –que quería mantener lejos de nuestras redes a las dos francolombianas más famosas–, un helicóptero con los símbolos de la Cruz Roja y del Movimiento Social de Mujeres, que supuestamente llegó para llevarse a Florence Thomas, aterrizó junto a la piscina donde se encontraba Quiroz oyendo a El Cigala y tomando Bordeaux –celebrando anticipadamente ser el ganador de la prueba de impunidad, la fotogenialidad– y pidió subir a bordo a la francesa. “Así pudimos llevarnos a Íngrid en transporte helicoportado lejos de esos bandidos”, declaró después Gilibert, que dejó atrás a Florence Thomas temblando de la rabia.

Mientras Íngrid agradecía diciendo en francés y español que “la operación fue perfecta”, los productores trabajaban en la segunda prueba del reality. Esta vez, un diagnóstico de las portadas de los libros de nuestros concursantes, a cargo del experto en enfermedades artísticas Vito Franco. Véanlas todas, si son capaces, y voten por el escritor que debe dejar dentro de una semana la casa editorial estudio.


Esta Vera se escribe con V de vampiro y antecede a los relatos de moda entre adolescentes compungidas –que, estamos seguras, es un pleonasmo–. Padece, por tanto, y pensando en la vejez de su autor, de adolescencia tardía.


No, no es que el francés sans remède signifique "sin remedo", pues esta novela es un mal remedo de un libro escrito por su padre, El buen salvaje. En verdad el que no tiene remedio es el diseñador de esta portada.



Obsérvese la candidez de la escena. La mano en el sombrero, el pie levantado como quien no quiere la cosa, el gesto de sorpresa de la chica. Obsérvese bien y sabrá que esta escena, que pretendía captar el instante perfecto, es tan impostada que sus modelos deben haber quedado entumecidos. Tal como quedan los lectores de este pesado libro.



Esta portada padece, simplemente, de una de las razas más detestables del mundo canino: el French Poodle. Ya sabemos por qué huele mal. Y se ve peor.
Lástima que esté fuera de concurso.



Seguramente diseñada por algún europeo o un argentino –que es un tercermundista creyéndose europeo–, esta portada padece de una enfermedad simple, frecuente también cuando aparece Colombia en películas como Superman I o Señor y señora Smith: prejuicio tercermundista.



El caso de Gustavo Bolívar sigue siendo de pésimo gusto: sin tetas no hay paraíso, pero sí unas hermosas y eróticas montañas.



Escribir libros para señoras aburridas funciona mejor cuando se les dice "mujeres tristes". La protagonista de esta portada, además de tristeza, sufre de feúra extrema.



Aquí se hace notoria una enfermedad recurrente en la literatura colombiana, que seguro les dará dolores de cabeza a los organizadores del reality. Consistente en una excesiva admiración del Nobel de literatura, la garciamarquitis aparece en este caso pésimamente ilustrada por una lupa que hace visibles las letras menos conocidas de la literatura garciamarquiana.



Después de conocer las obras del desconocido Manrique, se puede asegurar con certeza que leerlo enferma. Y, gracias a este dieñador, verlo también.



Los personajes de esta novela sufren de gripa por culpa de esa ciudad fría y lluviosa llamada Bobotá. Ahora, ¿qué tiene que ver esta escena con una novela política con estructura policíaca?


Una atractiva niña chupándose el Bom Bom Bum nunca había sido más excitante. Estoy confundido entre si esta portada padece de pornomiseria o pedofilia.

Otro caso de garciamarquitis severa, poseido además por una pésima caricatura, peor áun que el estado actual del Nobel.


Creo que esta versión del Desafío Literario es víctima de una pandemia de garciamarquitis. ¡Llamen a la OMS para que mande 20 millones de dólares de Macondiflu!

Este caso es mucho más fácil de diagnosticar: esta portada tiene huevo.

jueves, 25 de febrero de 2010

No se pierda el Festival Más Pedante

Después del rotundo fracaso del Festival Maloliente 2009 –al que asistieron cerca de quince personas que salieron despavoridas cuando supieron que no se trataba del nuevo mercado de las pulgas de Cedritos–, las arcas de la Caca Editorial Maloliente se vieron dramáticamente disminuidas. Tanto, que Andrés Boyos sintió la apremiante necesidad de inscribirse al Desafío Literario: Los más inteligentísimos escritores, para ver si con el premio puede comprarse un nuevo camión de cerveza para pagar el tiraje de algunas ediciones de su revista iletrada.

Nos sorprende que, a pesar de ser europeas, las cabecillas de estos despropósitos no aprendan a perder y se empeñen en llevar a cabo eventos que únicamente les interesan a ellas –o, tal vez, ni siquiera a ellas–: siguiendo el ejemplo de la Casa de Nariño, quieren abarcarlo todo y crearon la Casa Maloliente, a través de la cual seguirán haciendo de la cultura colombiana algo más esnob que Catalina Ruiz-Navarro, con conferencias aburridísimas y, esta semana, un experimento que pone la harta cultura y la culinaria en el mismo súper tazón. La Zona G, que puede significar "gil", "guácala" o "gas", será escenario de la mayor pedantería en materia intelectual, demostrando que los intelectuales colombianos también se tiran pedos –una frase que nos faltó en la entrada de ayer que, no sobra decirlo, fue leída por más de 600 blogovidentes–.

A continuación, presentamos el comunicado de prensa de la semana, del que sólo modificamos el primer párrafo porque no nos regalaron boletas; lo demás, júzguenlo ustedes. Queridos y bobos lectores, desempolven sus bufandas, alimenten a sus gatos, compren un tarro de su laxante favorito y vengan a deleitarse con este salpicón; la digestión cultural la pueden hacer en un retrete marca W. C. Sebald.

Azafrán es el nombre del festival gastronómico creado por Casa Maloliente, que se realizará entre el 29 y el 31 de febrero en la Zona G de Bogotá (entre el píloro y la uretra).

Nuestro festival se llama Azafrán porque encontramos en esta rara especia la síntesis de lo refinado, lo selecto, la reunión de lo escaso que requiere tiempo y paciencia pero que vale la pena. Así es el público que queremos convocar a este evento y de ese nivel son nuestros invitados: expertos, inquietos, versátiles, capaces de arrojar nuevas luces y de dar particulares matices a la buena mesa. No se trata solo de un festival sobre comida, sino de una manera distinta de abordar el tema. Queremos convocar a los comensales en torno a una mesa que ofrece tanto la degustación física de alimentos como otra experiencia del buen comer, salpicada de literatura, ciencia, fotografía, cine, pintura, y otras formas de arte y pensamiento, también exquisitas.

Por eso Azafrán ofrece:

* Una variada programación que incluye conversaciones y mesas redondas con escritores, pensadores, científicos, periodistas, fotógrafos y directores de cine que se han entregado a las mieles de la cocina desde sus ámbitos creativos.
* Realizaremos episodios culinarios en vivo en los restaurantes de la Zona G y en varias plazas de mercado de la ciudad.
* El abasto Gourmet será también un espacio abierto al público para conocer y adquirir productos exóticos venidos de los cinco continentes.
* Una librería surtida con literatura especialmente seleccionada sobre los autores y temas que se abordarán durante estos cuatro días.

miércoles, 24 de febrero de 2010

101 cosas que todo colombiano debe saber sobre la cultura

Contra todos los pronósticos, llegamos a nuestra entrada número 101; lo hicimos sólo para decir que en La Bobada Literaria nos gustan tanto las listas como a los gringos, así que diseñamos esta minuciosa lista sobre la cultura colombiana porque somos muy listas. Aunque no somos López, a continuación ponemos a pensar al país con la lista de las 101 cosas que todo colombiano listo debe saber:

1. Que todos los días hay algo para decir sobre Shakira o Juanes.

2. Que el realismo mágico se lo inventó Ciro Guerra.

3. Que Sábados Felices es patrimonio inmaterial de la humanidad.

4. Que el eslogan del Festival Malpensante, Arde Bogotá, es un homenaje al pelo de Fanny Mickey.

5. Que Rogelio Salmona es el mejor arquitecto en la historia de la humanidad.

6. Que Botero no pinta gordos, es que el mundo está muy flaco.

7. Que para hacer gestión cultural sólo se necesita ser mediocre. Un apellido importante o buenas palancas, ayudan.

8. Que el mejor DJ del mundo tiene muchos heterónimos, porque cada quince días se presenta en Bogotá con un nombre diferente.

9. Que los costeños no son perezosos, lo que sucede es que aplican el "ocio creativo" y por eso son tan talentosos.

10. Que lo que pasa en las telenovelas es noticia.

11. Que el mejor taller literario es el secuestro.

12. Que las marchas todo lo pueden. En el caso de Jacanamijoy, las que todo lo pueden son las manchas.

13. Que la música colombiana es la de las costas.

14. Que la culpa de todo la tiene Chávez o, en su defecto, los gringos.

15. Que no es difícil tener una columna de opinión en El Espectador, lo difícil es no tenerla.

16. Que Fanny Mickey es reconocida a nivel mundial como la reinventora del teatro.

17. Que los colombianos podemos leer libros en medio del Diluvio.

18. Que la ópera y la zarzuela se reducen a tres obras.

19. Que la inteligencia de Uribe es superior a la de José Obdulio.

20. Que Malpensa no es una ciudad de Italia, es pensar mal.

21. Que el diseño gráfico consiste en hacer caricaturas en la Feria del Libro.

22. Que la revista Número sale en blanco y negro para verse más poética.

23. Que U2 va a tocar en el próximo Rock al Parque.

24. Que todos los libros de Libro al Viento se vendieron y por eso ya no se consiguen en ningún lado.

25. Que Colombia es protagonista de todos los festivales de cine del mundo, así vaya máximo con una película y, si mucho, se gane algún premio de consolación.

26. Que los vallenatos, así hablen de amor, son obra de juglares. Pero el Juglar del Zipa no es vallenatero.

27. Que para dirigir una revista sólo se necesita ser hijo de un periodista importante.

28. Que Dago García es la reencarnación de Shakespeare.

29. Que los cuenteros trascienden cuando montan un stand up comedy.

30. Que los pies descalzos son sexys, bien sea en discos, en títulos de fundaciones ladronas o en libros cursis con fotos de París.

31. Que oyendo Radiónica se va a salvar el mundo.

32. Que apoyar el talento de los jóvenes realizadores colombianos consiste en proyectar cortometrajes inverosímiles antes de las películas extranjeras.

33. Que La Bobada Literaria fue primero que La Movida Literaria.

34. Que aquí hablamos lo que es el inglés, pero te lo hablamos muy despacio.

36. Que no sabemos contar.

37. Que esta lista es patrocinada por el Teatro R101.

38. Que en las universidades la poesía no vale ni un centavo.

39. Que el periodismo investigativo mejora cuando investiga temas de entretenimiento o viajes.

40. Que Gabriel Iriarte es el equivalente a DMG en la literatura colombiana.

41. Que nuestros escritores no dan ni para un Bom Bom Bum latinoamericano.

42. Que todo lo que uno ponga en una galería es arte. Si tiene el patrocinio de la Alcaldía, pegar un moco en una pared cuenta como "intervención artística".

43. Que a los libretistas los prefieren brutos.

44. Que explotar a los colombianos en verdad es fomentar el talento.

45. Que los gringos son ignorantes por no saber de Colombia, pero los colombianos no son ignorantes por no tener idea sobre Burkina Faso.

46. Que Colombia es el mejor vividero del mundo: hablamos el mejor español, tenemos a las mujeres más bonitas y la mayor biodiversidad.

47. Que para ayudar a los pobres hay que darle plata a los ricos.

48. Que hablar mal de algo en los blogs es de resentidos.

49. Que Joaquín Sabina es un poeta maldito y Ricardo Arjona un maldito poeta, así canten igual y digan las mismas babosadas.

50. Que Mauro Picotto y Juan Villoro no vienen a presentarse a Bogotá, en realidad vienen a pagar la administración de sus apartamentos.

51. Que para ser rastafari y tocar reggae sólo se necesita fumar marihuana y tener piojos.

52. Que, en materia de cultura, Bogotá lo tiene todo; excepto un buen escenario para conciertos, exposiciones importantes, una feria del libro decente, verdaderos estrenos de cine y compañías de teatro interesantes.

53. Que la esposa de Iggy Pop es colombiana y, por eso, este año sí va a venir a Rock Al Parque y será el telonero de U2.

54. Que Germán Castro Caycedo se inventó el periodismo literario.

55. Que la cultura hay que regalarla.

56. Que cualquier kermesse se convierte en magno evento cultural si se le antepone la palabra "Festival".

57. Que las modelos, las reinas de belleza y las presentadoras de televisión son brutas porque son bonitas.

58. Que la opinión es noticia.

59. Que Rolling Stone es la revista de los Rolling Stones y por eso se quebró: en Colombia nos gustan son los Beatles –tanto, que el quinto beatle es Manolo Bellón–.

60. Que el lenguaje políticamente correcto nos hace más cultos y cultas. O, mejor, más cult@s.

61. Que a Catalina Sandino le robaron el Oscar. Lo mismo que a todas las virreinas colombianas de la belleza, malditos gringos.

62. Que se es mejor ministro de cultura si se pertenece a una minoría.

63. Que el cine es para hacer prensa mostrando una cara bonita del país, no para contar historias. Igualmente, Betty, la fea, mostró esa cara bonita.

64. Que Juanes es chistoso. Sobre todo cuando canta.

65. Que las bibliotecas son para los burros. Y a los costeños les gustan tanto los burros que los convierten en bibliotecas.

66. Que los nuevos ejemplares de Libro al Viento van a ser distruibuidos en el metro de Bogotá.

67. Que Guns N' Roses sigue siendo la mejor banda del momento, como lo demuestra la programación de Radioacktiva cada media hora.

68. Que a los colombianos nunca se nos ocurrió pensar hasta que apareció Alfonso López Michelsen.

69. Que todo periodista va a ser escritor.

70. Que ser docente convierte a alguien automáticamente en decente.

71. Que es más fácil entrar a un concierto con una escopetarra que con talento.

72. Que el contenido de Lecturas Dominicales es cultural porque tiene caricaturas de Quino.

73. Que todo libro de Oveja Negra se desencuaderna.


74. Que "independiente" no es sinónimo de "basura". Pero casi.


75. Que usted no es nadie si Clara Elvira no le ha preguntado qué libro salvaría del Diluvio.

76. Que en los festivales de jazz la gente se sabe comportar, por eso nunca hay organizadores.


77. Que hay que quejarse porque nunca hay conciertos o porque los hacen todos al tiempo.

78. Que la música clásica suena mejor si los nombres de los compositores los pronuncia Bernardo Hoyos.

79. Que el arte contemporáneo es el hijo de Jaime Cerón y Franklin Aguirre.

80. Que Camilo Jiménez es el Harold Bloom de Chapinero.

81. Que toda crítica a un nuevo libro de Santiago Gamboa será respondida de inmediato por el autor, poniendo de relieve la imbecilidad del crítico.

82. Que Bogotá es el escenario más memorable para los músicos que la visitan.

83. Que La Bobada Literaria está como para Sábados Felices o También Caerás.

84. Que Gustavo Bolívar no es sensacionalista, en realidad desenmascara la doble moral de este país. Su verdadero problema es que en Colombia no hay ni una sola moral.

85. Que para promover el turismo en un pueblo sólo se necesita hacer lobby en la Unesco. Luego no importa dejar que el lugar se convierta en unasco.

86. Que el Festival Malpensante puede superar su propio esnobismo con el Festival Azafrán.


87. Que es más importante armar una imagen y salir igual en todas las fotos que tener buenas ideas. ¿O entonces qué sería de William Ospina sin su cola de caballo?


88. Que Juan David Correa, Álvaro Robledo y Andrés Felipe Solano no compiten por quién es el mejor escritor, sino por cuál de los tres sale más circunspecto en la foto. Y por quién tiene más grueso el marco de las gafas.

89. Que el teatro no vale la pena, excepto durante dos semanas cada dos años.

90. Que toda novela colombiana editada por Ediciones B es un hueso.

91. Que los colombianos leen más desde que los libros no tienen IVA.

92. Que Banksy se fusiló a los Excusa2.

93. Que Omar Rincón nunca sale de su casa ni duerme por estar viendo televisión.

94. Que Colombia es Pasión –en mayúscula, como la Pasión de Cristo–.

95. Que empelotarse por plata es prostitución, pero empelotarse por votos –para después ganar plata– es solo política.

96. Que la cultura es más alta si se hace en Cartagena.

97. Que no hay que confundir a Juan David Correa con Julián David Correa; a Jaime Manrique, el gordo cinéfilo, con Jaime Manrique, el maricón eminente; ni a Andrés Hoyos, de la Casa Malpensante, con Andrés Hoyos, de la Casa Editorial El Tiempo: son dos sujetos diferentes.

98. Que en Colombia todo el mundo ve el ojo en la paja ajena, en lugar de ver el ojo en la vara propia. Es decir, si usted critica es porque es un envidioso.

99. Que apoyar el rock nacional es ir tres días al año a un concierto gratuito.

100. Que los revólveres de seis balas son más bonitos, por eso hasta un asesino en masa como el de Satanás usó uno.

101. Que se pueden escribir peores listas que las de Gustavo Gómez.

martes, 23 de febrero de 2010

La Bobada Literaria, el mal partido


Llenas de orgullo por alcanzar la entrada número cien (¡sí, contra todos los pronósticos: 100 entradas y más de 1000 lectores semanales!), en La Bobada Literaria presentamos el martes de política más íntimo de la historia. Por petición de algunos de nuestros lectores, que nos consideran resentidas y carentes de propuestas, estuvimos trabajando con nuestro funcionario de cabecera, un antiguo delegado de rifas, juegos y espectáculos –que hoy está desempleado– para desarrollar la idiología de nuestro partido. Siguiendo su consejo, decidimos lanzar a 8000 a la presidencia, con un jingle casi tan creativo como el de las FART y con su linda cara presentando las vallas publicitarias de su campaña, que cuenta con un equipo de asesores y asezorras encabezado por digestores de paz tan honorables como Jorge 40, quien decidió cambiar su alias por Jorge 8000 en un gesto de fe por el líder de La Bobada, el mal partido.

Por supuesto, los lagartos también tienen lugar en nuestro grupo político; por eso, hemos inscrito a la Cámara y al Senado una lista de aspirantes. La biodiversidad política será nuestra bandera: pudientes costeños, burócratas costeños, actores costeños, gestores culturales costeños, escritores costeños y otros ladrones costeños decorarán el tarjetón, incluyendo a algunos disidentes costeños de los partidos tradicionales –Cumbia Radical, Partido Libertino, Partido Conversador y Nosotras con Alas Colombia (patrocinado por Kotex)–, que entrarán como cola de las listas ahora que lagartearle a Germán Vargas Lleras dejó de ser negocio.

Como un partido político no tiene futuro sin alianzas mediáticas, Catalinadepordiós, La Regla –que dejará de promover a Mallarino Presidente–, Juglar del Zipa, Bilioso y La Movida Literaria, entre otros prestigiosos medios y perdiodistas, apoyarán nuestra gestión desde sus respectivas páginas, recordándole al público que sólo un artista multimediocre puede seguir llevando al país por el buen camino por el que va. Sabemos que gracias a Uribe Colombia no puede estar mejor, pero si usted, bobo lector, quiere unirse a esta campaña, a continuación presentamos la propuesta de gobierno de 8000 y la idiología de su partido, para que la copipeistee en donde quiera:

- Como los ñoños son el futuro, desde el jardín infantil se le enseñará a los niños a usar Facebook, Twitter, Blogger y MySpace, de forma que se dediquen a hacer amenazas virtuales o a matarse en Second Life en lugar de matarse de verdad en los barrios miserables en los que viven. También se les enseñará a escribir abreviado, con k en lugar de q o c y sin tildes, ps para ubikar al pais en la vngrdia teknologik del kontinente y mantenernos unidos atravez de msn, mrk.

- La ciudad será declarada enemiga del pueblo. La Fundación VACA dejará de ser una simple ONG y se convertirá en una fusión de los ministerios de Afrocultura y Agricultura, destinando todos sus recursos a formar granjitas hippies y abandonar para siempre la idea de que en Colombia se puede hacer cultura. Estamos esperando su confirmación, pero queremos que la ministra sea Angelita Perversita.

- En consecuencia, habrá una fuerte campaña contra las drogas –el mayor flagelo de esta tierra– llamada “Meta literatura”, que consistirá en promover que nuestros artistas dejen de ser tarados por culpa de las drogas, como en el caso de Diomedes Díaz, y lo sean a causa de los libros, como en el de Santiago Gamboa.

- El honorable Álvaro Uribe Vélez será nombrado vicepresidente vitalicio. De paso, se declarará la paz eterna en Colombia, pues este prohombre acabó para siempre con la guerra, el narcotráfico, la desigualdad y la corrupción. Las FART, las AUC y otros grupos insurgentes y contrainsurgentes pasarán al patrimonio oral inmaterial de Colombia, junto con el Mohán, la Patasola, Marbelle y Guri Guri.

- Shakira será nombrada ministra del interior, aunque claramente no usa interiores, y su fundación cambiará de razón social para convertirse en cárcel bajo el nombre Donde están los ladrones –“donde” sin tilde–.

- Juanes, por su parte, será declarado Embajador de La Paz, para que a través de chistes malos en Twitter revele el pin de cada presidente desde la capital boliviana.

- Todos los festivales de cine, dependiente o independiente, serán declarados enemigos de la patria, por promover la lagartería cultural y por su nivel cada vez más bajo, proyectando películas pésimas y entregando los premios a las peores. Pagado por nuestro gobierno, Ensuncho conseguirá el primer trabajo de su vida desde su fracaso en Reporteritos, haciendo el papel de nuestro opositor oficial, reemplazando a Daniel Coronell en Noticias Huno y a Juan Carlos Coronel en el Factor X.

- En cambio, Fernando Gaitán y Dago García entrarán a una nueva lista de próceres de la patria, tanto que serán las caras de los billetes de $100.000 y $200.000. La cara del de $500.000 está reservada para José Obdulio Gaviria.

- Se decretará que el cuentacobrismo es una profesión tan digna y respetable como la prostitución, creando cursos en el SENA dictados por Ascoculo en asocio con la Andy García. Así, se generarán más de cuarenta millones de empleos –cada uno por cuenticas de $80.000 menos retención en la fuente– y se conseguirá un crecimiento económico mayor que el de Bolivia, a ver si pasamos del último lugar en Latinoamérica al penúltimo.

Ya lo saben, voten por 8000, para (hacer) política sin procesos.

lunes, 22 de febrero de 2010

Se abre la convocatoria para el premio Arrume de Rimax

En La Bobada Literaria estamos preocupadas por la caída en el precio de las acciones de las editoriales de poesía –si es que alguna vez cotizaron en la bolsa de valores; de la otra bolsa siempre han picado–. Las cifras son escalofriantes: lo que en 2009 costaba $1.500, en 2010 regalado es caro; además, durante los últimos años, los poemarios más vendidos han sido los de Aura Cristina Geithner y Anthony –el primero se consigue a $2.000 en los botaderos de Panamericana y el segundo es un requisito para salir ileso de las tanquetas del ESMAD– y los poemas más leídos son los que escriben los artezánganos del centro, que apenas son ojeados por los transeúntes y nadie compra. En conclusión, el panorama de la poesía es desolador: libros por centavos en la revista El Maloliente, adefesios autopublicados por personajes como Ensuncho, lana virgen al calor del canelazo y “grandes nombres” de nuestra poesía como Juan Gustavo Bobo Gorda, María Mercedes Benz o Jabba The Hut convierten a este género en el popito feo de las letras y letrinas nacionales.

Por eso, y porque somos muy constructivas, creamos el premio de poesía Arrume de Rimax, cuyas bases presentamos a continuación:

1. Podrán participar todas las personas de habla hispana residentes en Whitehorse, Canadá, mayores de edad, que no participen en ninguno de los premios Planeta, que seguro van a ganar.

2. Las obras deberán ser inéditas, escritas en mandarín. El tema es libre, estableciéndose en 300 versos la extensión máxima de los poemarios, sin límite para la mínima. Se presentarán únicamente en sobre cerrado y apostillado mandándolas a nuestro impredecible correo electrónico antes del 6 de junio a las 6 PM, hora de Barcelona.

3. Las obras se presentarán bajo seudónimo –ya está reservado “Ensuncho”– y el día de la ceremonia de entrega se hará saber el nombre del ganador, a menos que sea alguna vulgaridad como Jotamario Arbeláez, Jotamario Valencia o Federico Díez-Granadas.

4. El jurado estará formado por cinco miembros, cada uno con cuatro miembros. Al jurado, que actuará con libertad y discreción, y cuyas decisiones son inapelables e inexequibles, corresponderá discutir y emitir el fallo, y una vez haya fallado debe otorgar el premio a una sola obra o declararlo ex-aequo, con fallas, accésits o finalistas, y/o desierto. Si no entendieron este párrafo, nosotras tampoco.

5. El premio estará dotado con la publicación de la obra ganadora en la colección Antología Patética de Sex Barrial, con una tirada de 8000 ejemplares por la ventana. También se entregará a los cinco finalistas una silla Rimax para que aprendan de rimas.

6. Los originales, así no sean tan originales, se destruirán en nuestras pixeladas páginas.

7. El hecho de concurrir a este premio supone la total aceptación de estas y otras bases y la conformidad con las decisiones del jurado y sus miembros.

viernes, 19 de febrero de 2010

Los más inteligentísimos escritores. Capítulo 1: la pose y el péndulo

Por fin se acabaron los días para el inicio del reality más famoso de la literatura colombiana. Este año, para estar a la moda, El desafío literario: Los más inteligentísimos escritores –como han decidido llamarlo sus inteligentísimos productoresse llevará a cabo en Cartagena de Indias, donde esperamos que haga más calor que en Barcelona y más frío que en Bogotá. Por el clima, las directoras de arte decidieron hacer camisetas para los participantes en las que se los identifique por su remoquete para generar recordación entre el público.

El casting se realizó siguiendo cuidadosas normas ISO-8000, aplicadas anteriormente por programas como Pop Stars, Rosario Tijeras y Oye bonita, en los que el talento fue lo último que contó. Para subir el rating, por supuesto, se buscaron escritores capaces de generar conflicto, con pensamientos divergentes o absoluta falta de pensamientos. A las oficinas del Canal Baba de Caracol llegaron cerca de diez mil formularios –mal diligenciados en su mayoría, dejando claro que nuestros escritores no saben leer–, entre los que se hizo una primera selección de cincuenta concursantes para dejar un total de quince en la contienda.

Con edades, trayectorias, estilos y técnicas diferentes, este grupo reúne las tendencias variopintas de la literatura colombiana, permitiendo entender por qué es que estamos tan mal en el panorama internacional. El defensor del blogovidente, Juglar del Zipa, acusó a los productores de machistas, señalando que el reparto lo integran apenas dos mujeres; pero después de un análisis de las demás mujeres inscritas, Zipa descubrió que no había más opciones: las mujeres de Colombia sólo servimos para escribir blogs como este.

La mayoría de los seleccionados en esta temporada se mostraron complacidos, menos Ricardo Silva Romero, quien se atemorizó porque sólo sabe desplazarse al centro comercial Andino y a Cinema Paradiso en Bogotá. Pero cuando supo que estaba invitado Fernando Quiroz, experto en centros comerciales que huelen mal –que no aparecen en la página oficial de su editorial–, se tranquilizó y dejó en manos de un practicante su plantilla para que Semana no se quedara sin sus importantes reseñas. Cuando se encontró con Juan Gabriel Vásquez junto a la piscina de la casa editorial estudio, Silva intercambió comentarios sobre el clima. Esa noche, se pudo ver que los dos estaban más rojos que el pelo de Fanny Mickey, porque al parecer se expusieron durante más de treinta segundos al sol.

En cambio, Gabriel García Márquez llegó saludando a todo el mundo con la mano en el aire, como si estuviera en un reinado –tal vez confundido por tratarse de Cartagena–. Lo que nos sorprendió fue que llegó con un pequeño personaje que tomamos por Stripe, de los Gremlins, pero que resultó ser Plinio Apuleyo Mendoza, de los conservadores voltiarepas. Este invitado obligó a replantear el formato e incluirlo en el casting, así sus libros no los lea nadie más que él mismo.

Detrás de ellos venía Óscar Collazos, contento porque estando cerca del Nobel puede trabajar en sus recorridos por la geografía garciamarquiana, registrando la travesía de Gabo por la casa editorial estudio en un módulo más de uno de los diplomados más inútiles y estúpidos en la historia de la humanidad.

Pero no todo fue color de rosca. Las redactoras, productoras, directoras, meseras, trapeadoras, porteras y guionistas del programa rechazamos varias veces a Andrés Hoyos argumentando que ni siquiera lo considerábamos un escritor. Fuimos constantes incluso cuando amenazó con parar la distribución de cerveza en Bogotá, donde, quién lo creyera, todavía nos quedan algunos amigos. Pero cuando dijo que nos iba a mandar por correo todos los días, sin falta, una de sus gotas cordiales, no tuvimos más remedio que aceptarlo como el Jaider Villa de nuestra casa editorial estudio.

Los demás invitados también querían destacarse por algo, figurar de alguna forma, pero fueron eclipsados por la presentadora del programa, que se robó todas las miradas y que se hizo merecedora de semejante honor gracias a nuestra última encuesta, que demostró que los bobos también las prefieren brutas. Isabella Santodomingo resultó vencedora con un pírrico triunfo sobre Pirry, sonrió a las cámaras en la entrada de la casa editorial estudio y, sin esforzarse más, todos los concursantes tuvieron que pasar de largo sin que nadie se interesara por registrarlos. Isabella prometió, antes de entrar a la casa, que "este reality alcanzará el nivel de Otro programa inútil (tan inútil que no se encuentra en YouTube)". Sólo esperamos que no se le ocurra invitar a su amiga Alejandra Haz Karate, porque ahí sí que se nos desborda el nivel de bobada en el reality.

Y sin más preámbulos, les presentamos a nuestros concursantes, compitiendo inmediatamente en la primera prueba: posar como escritores para demostrar su fotogenialidad.


Andrés Hoyos
(Bogotá, 1953)
Su obra cumbre fue nacer millonario.
Sus influencias son su ego y él mismo –aunque nos advirtió que Mario Jursich, Rocío Arias Hoffman y su asistente personal se encargarán de cumplir algunas pruebas en su lugar–.
Está en el programa para aburrirlos a todos, como a la señora de la foto que se parece a Juan Manuel Roca.
Su camiseta dirá "Boyos".

Antonio Caballero
(Bogotá, 1945)
Su obra cumbre es la reescritura de su obra cumbre.
Sus influencias son las de la familia Caballero, ¿será por eso que trabaja con los López?
Está en el reality para pelear con Plinio Apuleyo.
Su remoquete será "la culpa de todo la tienen los gringos y los antitaurinos".

Evelio José Rosero
(Bogotá, 1945)
Su obra cumbre es The Armies, porque Los ejércitos es insoportable.
Su influencia es Anne McLean.
Está en el Desafío para que la gente sepa de su existencia.
Su apodo será "Grosero".

Fernando Quiroz
(Bogotá, 1964)
Su obra cumbre es Moe, el dueño del bar de Springfield.
Sus influencias son los curas pervertidos y la editora de no ficción de Planeta.
No vino al programa a posar, aunque por esta imagen quede esa impresión.
Su nick, sin duda, será "Moe".

Gabriel García Márquez
(Aracataca, 1927)
Su obra cumbre la escribió hace cien años.
Sus influencias son los relatos de sus tías que, casualmente, se parecían mucho a los de William Faulkner pero ambientados en el Caribe colombiano.
Está en el reality porque es el único reto literario que le han hecho después de ganarse el Nobel. También piensa crear un nuevo estilo: el realitismo mágico.
Su camiseta dirá "Gabriel García Márketing".


Gustavo Bolívar
(Girardot, 1966)
Sus obras cumbre son el incomprensible éxito de Sin tetas no hay paraíso y su página de internet.
Sus influencias son los periódicos amarillistas y los dramatizados tipo Reportaje al misterio.
Está en el reality porque pensaba que se trataba de un curso de redacción.
Su nick será "Gustá Bobo Lívar".

Héctor Abad Faciolince
(Medellín, 1958)
Su obra cumbre fue escanear las fotos de un álbum familiar.
Sus influencias son sus amigos, que lo quieren mucho y por eso lo publican.
Está en el reality porque le gusta estar en todas partes.
Su remoquete será "Facho Lince".


Íngrid Betancourt
(Bogotá, 1961)
Su obra la realizó en varias cumbres.
Está tratando de hacer telepatía para que piensen que sus libros los escribió ella.
Está en el reality porque sólo cuando está encerrada consigue figuración mediática.
Su camiseta dirá "Bête en court".

Juan Gabriel Vásquez
(Bogotá, 1973)
Su obra cumbre es una copia de Joseph Conrad.
Sus influencias son Joseph Conrad y José Conrado.
Está en el reality para mostrar este, su nuevo peinado, que demuestra que quien se está quedando calvo es Ricardo Silva.
Su camiseta dirá "Conrad".


No, no es nuestro contador, es
Miguel Ángel Manrique
(Carmen de Bolívar, 1967)
Su obra cumbre es un conversatorio titulado "¿Cómo ganarse el premio de novela del Ministerio de Cultura?"
Sus influencias son Nahum Montt e Isaías Peña.
Está en el reality para crear un conversatorio titulado "¿Cómo hacer para participar en el Desafío Literario?"
Es tan desconocido que no tendrá remoquete.


Nahum Montt
(Barrancabermeja, 1967)
Su obra cumbre son unos talleres literarios en los que se aprende que los escritores deben saber tomar cerveza.
Sus influencias son El tiempo, El espacio y El espectador.
Vino al reality para convertirse en el barramejo más famoso después de 'Barranca' Herrera.
Su camiseta dirá "Nanook".


No es un cantante vallenato, se trata de
Óscar Collazos
(Bahía Solano, 1942)
Su obra cumbre es esta foto, que fue portada para un disco de vallenato de Yo-yo Music.
Está en el reality porque es vecino de la casa editorial estudio y nos ahorramos el transporte.
Su apodo será "Coñazos".


No, no es Judy Henríquez en el cabezote de una telenovela de Teleinmundo, es
Piedad Bonnet
(Amalfi, 1951)
Su obra cumbre fue conseguir que Harold Alvarado Tenorio hablara mal de ella.
Sus influencias son los intelectuales y su propia intelectualidad.
Está en Los más inteligentísimos escritores porque pensó que se trataba del reality Culifruncida pero picosa.
Su remoquete será "Piedad Dubonnet".
Plinio Apuleyo Mendoza
(Tunja, 1832)
Su obra cumbre es esta enigmática foto: ¿qué será lo que señala?
Sus influencias son los políticos de turno.
Está en el reality porque venía en el equipaje de Gabriel García Márquez.
Su camiseta dirá "I'm with stupid" y una flecha señalando a donde se encuentre Gabo.


Ricardo Silva Romero
(Bogotá, 1975)
Su obra cumbre es caerle bien a todo el mundo para que nadie hable mal de él.
Sus influencias son Woody Allen y Fernando Afanador, sobre todo cuando se encuentran en los preestrenos de películas.
No vino a conseguir novia, como lo demuestra el anillo que tiene en el anular. En realidad quiere desmentir los rumores que dicen que todavía vive con sus papás.
Su camiseta dirá "Ricky Ricón".

jueves, 18 de febrero de 2010

Estudio revela que los actores en televisión no saben actuar

La bobada en los medios regresa, esta vez con un artículo que fue publicado así, por presiones de José Obdulio, pero que fue escrito asá:

Un análisis de Rosario Tijeras y Las guisas de la mafia demuestra que los disparos son mal manejados en un 90% de los episodios.

Los equipos de sicarios y guardaespaldas de series televisivas como Él Capó o El cartel de los gazapos suelen correr para actuar rápidamente ante un ataque, pero casi la mitad de las veces los actores que representan a matones y gorilas se equivocan, concluye un estudio canadiense. Los investigadores de la Dalihouse University, en Nuevo Escozor, analizaron populares series sicarescas de la televisión para indagar si este tipo de programas ayudan efectivamente a educar al público acerca de cómo trepar en el mundo de la mafia.

El equipo encontró que en 27 episodios se pusieron en escena 359 ataques a mano armada. De este total, 283 sucedieron en Medellín. Pero el estudio detectó prácticas inapropiadas como coger la pistola de lado, sostener las ametralladoras como Rambo, disparar más de seis veces con un revólver, cerrar los ojos al disparar, recibir los balazos como si fueran pellizcos e intentar esquivar las balas como si fueran moscas, lo que representó casi el 86 por ciento de los incidentes.

El manejo de las armas sólo fue mostrado apropiadamente en 7 casos: entre ellos, cuando Rosario Tijeras le corta el pelo a su profesora y cuando Marlon Moreno se saca un moco con su revólver. De igual forma, en 15 incidentes no se pudo determinar que el uso haya sido el correcto, de acuerdo al estudio divulgado el domingo, pues los malos encuadres impidieron decidir si el sonido de tablazo que se escuchó fue un disparo o la caída de algún tramoyista o luminotécnico.

El investigador Andrew Moeller dijo que los programas de televisión son un método potencialmente poderoso para educar al público, por lo cual es una preocupación encontrar que las series muestren un tratamiento inadecuado de los ataques en la mitad de los casos: “Las personas de Colombia deberían ejercer presión sobre la industria de la televisión para educar en la correcta utilización de las armas en casos de ataques”, dijo Moeller en un comunicado y cerró enfático “o, por lo menos, exigir que los actores aprendan a actuar y los directores a dirigir”.

La Asociación de Padres e Hijos apoya al científico e insiste en que “es mejor que nuestros niños y niñas aprendan a usar las armas en la comodidad del hogar y no que salgan a la calle a buscar malos vicios”. En su página web recalcaron que estos programas deberían dejar de ser simple entretenimiento y mostrar mejor la realidad nacional, enseñándonos a todos los trucos para hacernos ricos violando la ley.

Sin embargo, detractores de la “balavisión” están promoviendo un boicot contra estos programas con un potencial educativo tan alto, aduciendo que es mejor ver al Monchi Maestre cantando vallenatos en Girardot o a Betty viviendo en una mansión a pesar de ganarse un sueldo de secretaria: esa no es la realidad, pero al menos es una cara amable del país.

El boicot contra la violencia televisiva consistirá en dinamitar todas las torres repetidoras de televisión.

miércoles, 17 de febrero de 2010

A gozazar con La 33

Las miembras de La bobada literaria, que somos bien salseras –tanto que estamos dando clases de salsa (de tomate) acá en Barcelona–, nos mantenemos al tanto de lo que pasa con nuestras orquestas pese a que estamos tan lejos. Y lo que ha pasado con la orquesta La 33 es, por lo menos, espeluznante. El comunicado de prensa de la semana se merece una de las originales fanfarrias con las que inician la mayoría de canciones de la orquestica en cuestión.

El texto, que parece escrito por la pantera mambo, tiene una novedosa y festiva mezcla de colores y frases –dignas de Eduardo Antonio Santiago Rodríguez, mejor conocido como Eddie Santiago– tan incomprensibles como "vuelve a la casa con la cocina en alto", pretendiendo meter a los espectadores en un sancocho de errores de redacción que converten a esta sección de nuestro blog en lo único más patético que la revista Elenco. Y que conste que va sin cambiar el delicioso formato, sin quitar ni una sola coma y sin agregar un solo "za" a la gozazadera. Ahora sí: ¡¡¡Señoras y señores, de Bogotá para el mundo entero, el comunicado de prensa de la orquesta La 33!!!

La-33 sigue de Lanzamiento y emprende vuelo por Latinoamérica.


La-33 vuelve a la casa con la cocina en alto para seguir gozando con todos ustedes los éxitos del ayer y de hoy; se estará preparando para visitar el país azteca, donde por primera vez estarán en el DF y participará en la celebración cultural más importante en la versión 26 del Festival de México en el Centro histórico y por segunda vez en la ciudad de Guadalajara donde pondrá a gozar a los manitos al compás de su más reciente producción Ten Cuidado. También visitará el país hermano Ecuador en el mejor bar de salsa de Quito en Seseribó donde tuvo su primera salida fuera del país hace cinco años.

PRIMERA GOZAZADERA DEL 2010.

Para todos aquellos que quieren hacer parte del sancocho La-33 se despedirá de las tarimas bogotanas en su primer concierto del año el próximo 26 de febrero en el Teatro Metro donde contagiara a sus seguidores con sus nuevas composiciones.

martes, 16 de febrero de 2010

Sergio Fajardo es un comediante y Vargas Lleras un mimo

Sin duda, la política en Colombia es una comedia. Una pésima comedia que no hace reír a nadie, como los chistes de Juanes. Pero nuestra cosa política sigue moviéndose para demostrar que en este circo pobre todos quieren ser payasos y, así no nos hagan reír, al menos producen lástima –igual que el bardo de Antioquia–. Por eso, hoy presentamos dos actos que pueden herir susceptibilidades: después de verlos uno se pregunta si es que los candidatos lo creen a uno tarado o si en este país el único requisito para ser candidato es ser tarado.

Para empezar, nuestro partido político favorito presenta este video que cuenta con la actuación de 8000 haciendo un performance titulado “Voy a repartir mi programa de gobierno”. A su lado aparece el líder supremo de Cumbia Radical sonriendo; 8000 nos contó que a Vargas Lleras le quedó doliendo la cara un par de días y que le anunció a su equipo de trabajo que “si me toca volver a sonreír, mejor pongan al mimo ese de presidente”. Señores y señoras, con ustedes ¡los mimos con las mimas!



¿Se divirtieron, amiguitos? Ahora, advertimos que la siguiente imagen contiene chambonería explícita, humor verde y un estilo tan depurado que podría haberla realizado 8000, pero nuestro artista de cabecera únicamente se encargó de bajarla de internet. ¿Qué tienen para decir en el partido de Fajardo? ¡Nada!

MAPI VELASCO Y SERGIO FAJARDO
NO SOLO STAND UP COMEDY TAMBIEN CARICATURA
HOY: “EL PAIS DE LA CARICATURA” PRESENTA “HAGAMOS POLITICA CON PRINCIPIOS, PERO CON ALGO MAS”

“NO SOLO SE HABLARA DE FINANCIACION DE CAMPAÑAS, ESCANDALOS, CANDIDATURAS PRESIDENCIALES, INTERNET… AHH TAMBIEN DE POLITICA¡¡¡… TODO CON UN TOQUE DE HUMOR”

Eso es todo, amigos.

lunes, 15 de febrero de 2010

Luis Eduardo Godman (el maestro del amor), personaje del mes en La Bobada Literaria

Cuestionar a los autores del rentable género de la superación personal no es tarea fácil: a pesar de sus evidentes fallas en materia literaria, los maestros de las frases de cajón cumplen sus metas a cabalidad y logran engañar a millones de lectores que, si triunfaran con las instrucciones recibidas, harían del mundo un lugar lleno de gente exitosa y feliz. Pero junto a un grupo de elegidos en el mercado de la autoayuda –que incluye al monje que compró un Ferrari y luego lo vendió– están personajes que, así sonrían como reinas de belleza, no consiguen triunfar ni engañarse más que a ellos mismos.

Para la muestra presentamos a Luis Eduardo Godman a quien pronto se le vencerá su diploma de conferencista profesional –si alguien sabe dónde se consigue uno, avísenos–. Después de ver su video, lo que más nos atrajo de él fue su sensualidad para posar, esa capacidad de hacerle el amor a la cámara que, claramente, fue acogida por Ensuncho en alguna de sus conferencias. A continuación, presentamos el currículo de su más reciente proyecto e invitamos a nuestros bobos lectores a inscribirse y enviarnos sus atractivas fotos junto a las exitosas experiencias que hayan logrado con su personalidad arrolladora –con ortografía y gramática de primero de primaria–.


El Poder del Atractivo Personal (Entrenamiento Vivencial)
Esta es una experiencia maravillosa para desarrollar el “factor X” desde tu interior.

Propósito:
En este encuentro se facilitaran las herramientas para desarrollar las virtudes que hacen que una persona jamás pase inadvertida y se convierta en un punto de referencia con una personalidad arrolladora.

TEMARIO:
Reconocimiento del ser
El magnetismo personal
La ley del 80-20
Las materias básicas del atractivo
Marketing personal
Lenguaje de influencia.
Como desarrollar una actitud arrolladora.

Luego de este entrenamiento y practicando los principios, estarás listo para proyectar una nueva imagen.

Conferencista - Luis Eduardo Godman - El maestro del amor
PSICOLOGO, HUMANISTA, INVESTIGADOR HOLISTICO.

Ha participado en varios Proyectos sociales, Ha facilitado procesos de desarrollo humano y crecimiento interior.

Desde siempre ha estado rodeado de los que el llama “los mejores en lo que hacen” quienes le otorgado herramientas y conocimientos que le han permitido ver la vida desde perspectivas mas amplias. Herramientas que se dedica a compartir porque esta convencido que se puede aprender a vivir mejor.

viernes, 12 de febrero de 2010

Ensuncho Busca

Tras el éxito de El desafío literario: La lucha de la bobada, los productores del Canal Baba de Caracol, en asocio con el ayuntamiento de Mompox y la alcaldía de Barcelona, decidieron rellenar sus arcas –y vaciar a los lectores con arcadas– con una segunda producción que promete ser el Avatar tras nuestro Titanic: un reality show sobre la literatura y el amor, con dosis de sexo, drama, suspenso y violencia modelada por sugerencia del libretista Fernando Gaitán. Las autoras de este blog, enternecidas por las fotos del Facebook de Juan Ensuncho Bárcena, decidimos ayudar a quien se nota que nunca ha tenido una segunda opinión en cuanto a su aspecto –y mucho menos sus ideas–, consiguiéndole una pareja con igual falta de talento, exceso de pretensiones y mal gusto en el vestir. Inmediatamente pensamos en Sara Cordales, pero nos echamos para atrás para no tener luego que retractarnos y porque su abogado manifestó que no estaba interesada a menos que el personaje en cuestión estuviera casado.

Así, pues, decidimos que lo mejor era hacer un reality al estilo de los protagonizados por Flavor Flav –con la notable diferencia de que Ensuncho es aún más feo que el rapero buscanovia– en el que las pretendientes demostraran su afecto por este gestor infecto. Sin revelar todavía el nombre del galán, hicimos una convocatoria a todas las trepadoras de nuestra cultura con el siguiente enunciado: “Escribe desde los 4. Filma desde los 14. A los 24 dirigió el corto ZOOM. Desde los 27 ha escrito y dirigido 7 documentales. A los 29 publicó El Poeta en el Hotel. Dirige el Festival de Cine Independiente de Mompox. Escribe en Showbizcafe.com. Usa sombrero y barba. A los 34, busca novia”. Las solicitudes no tardaron en llegar, a pesar de que debían ser enviadas por correo certificado desde Colombia a Barcelona, así que la tarea de casting fue bastante ardua.

Artezánganas del Parque Lourdes, blogueras adolescentes, gestoras afrocondescendientes, fanáticas del vino caliente, Yolanda Reyes, poetastras de La Candelaria y danzarinas contemporáneas conformaron el elenco de Ensuncho Busca, el primer programa de amor intelectual de la televisión colombiana. Tras adecuar los estudios de Reporteritos para iniciar la grabación del reality, se instaló Ensuncho, cigarro en mano y sombrero en mula, a esperar a sus galanas. Cuando el ramillete de trepadoras culturales entró al plató y vio al donjuanete por el que iba a pelear, emprendió la lucha por salir del recinto y dejó tanto a Ensuncho como al equipo de producción ante un fracaso peor que El fantasma del hotel –telenovela inspirada en las babosadas de El Poeta en el Hotel–. Por su parte, Ensuncho, desde su rincón, comentó: “están haciendo historia, muchach@s, Ensuncho Busca es el primer reality terminado antes de su rodaje. Besos a su secretari@”.

Nos quedaba la posibilidad de aprovechar el gasto del montaje para convocar un nuevo reality buscando pareja para Jorge Franco –que se llamaría tentativamente Malodrama o Mi primer beso– o para Piedad Dubonnet –titulado Culifruncida pero picosa o Un poema de amor con Pila Tequila–, pero mejor abrimos la convocatoria para la segunda temporada de El desafío literario, que en esta ocasión llevará el subtítulo de Los más inteligentísimos escritores y se convertirá en el primer reality 3D de la televisión colomboespañola.

Este año, las bases del programa más bobo de la blogósfera serán más exigentes: (1) haber publicado al menos dos libros; no importa el género, siempre y cuando las obras no sean autopublicadas –lo sentimos mucho, Ensuncho, pero ya no eres bienvenido en nuestras pixeladas páginas–; y (2) saber nadar: esta vez sí los vamos a echar al agua. El premio será una jugosa sorpresa que únicamente se revelará al final, teniendo en cuenta que viene acumulado de la temporada anterior cuando, gracias a Jorge Franco, no se pudo entregar. La inscripción es gratuita, como les gusta a los escritores; no esperen a que los productores estén saturados de solicitudes e inscríbanse ya.

Por último, y siguiendo con nuestra tradición democrática, para esta temporada será nuestro público quien escoja al presentador de El desafío literario. Extrañaremos mucho a Aura Cristina Geithner, pero entendemos que haya tomado un nuevo rumbo hacia la integralidad –actriz, modelo, presentadora, cantante, bailarina, poeta y, ahora, política–, donde sabemos que se desempeñará tan mal como en todas las cosas que ha realizado. Este año, también, los candidatos fueron escogidos por sus méritos literarios, su carisma y su talento en televisión:
- Isabella Santodomingo, porque los caballeros las prefieren bobas.
- Pirry, por ser el Pacheco del nuevo milenio y tener que estar hasta en la sopa.
- Paulo Coelho, para ampliar la audiencia del programa a nivel internacional.
- Jorge Barón, para ampliar la audiencia del programa a nivel regional.
- Stephenie Meyer, para ampliar la audiencia del programa a nivel adolescente.

Y, por supuesto, no podemos cerrar esta entrada sin felicitar a la pareja integrada por Rocío Arias Hoffman y Andrés Hoyos porque trabajeremos arduamente para que entidades como la Unasco los reconozcan como Matrimonio Cultural de la Humanidad. Ya lo saben, bobos lectores y escritores, voten ahora e inscríbanse antes de que José Obdulio mande cerrar este blog.

jueves, 11 de febrero de 2010

Simplosio de periodismo escultural

En La Bobada Literaria también nos preocupa la libertad de expresión y de excreción. Como somos tan bobas y realmente no servimos para nada, decidimos hacer lo que hacen los más mediocres: dictar clases. Acá en Barcelona, clases de salsa (de tomate) y, en un próximo viaje a Bogotá, un cursillo de periodismo. Después del éxito arrollador que tuvieron la Maestría en Manitas Creativas y el Curso de Periodismo con Gonzo, volvimos a aliarnos con la Fundación Mismo Periodismo para presentar este sensacional Simplosio de Periodismo Escultural, que tendrá la siguiente estructura:

Módulo 1: Hágase uribista, por José Obdulio Gaviria.
Si algo aprendimos con el cierre de Cambio es que para conservar su trabajo lo único que un periodista colombiano tiene que hacer es hablar bien del presidente o no meterse con sus políticas. Para eso, la mejor excusa es la cultura: reseñar las novedades de Planeta, elogiar las películas patrocinadas por el afroministerio, invitar a nuestros biodiversos destinos turrísticos tan bien administrados por Aviatur y hablar de la diversidad musical del país –que va desde Shakira hasta Juanes– son la mejor forma de darle circo al pueblo. Del pan que se encargue cada quien.

Módulo 2: Estereotipos, por Juan Cagaray.
Hace unos meses revelamos en exclusiva la plantilla que utilizan reseñistas como Ricky Ricón Silva Romero para mantenerse. En este módulo de un mes, el reputado Juan Cagaray nos hará el honor de visitarnos desde Buenos Aires para enseñarnos cómo, además de repetir semana a semana la misma reseña, es muy importante hablar bien de los reseñados y hacer comparaciones del tipo “el Frank Zappa de Piedecuesta” para que el público se haga una idea de cómo NO suenan los músicos.

Módulo 3: El comunicado de prensa es noticia, por Margarita Posuda.
Con una movida cultural tan grande como la de Colombia, los periodistas no tienen tiempo para investigar. Por eso, nada mejor que los comunicados de prensa para hacer periodismo cultural. Copipeistear los textos que llegan al correo electrónico –tal como hacemos en La Bobada Literaria– es la mejor forma de ganarse el milloncito que, con suerte, le pagan a un redactor en nuestros medios.

Módulo 4: Oh, la cultura, un coloquio entre Gonzalo Guillérmez y Andrés Boyos.
Estos dos expertos en revistas culturales que sólo se pueden leer al calor de un canelazo o en la antesala de una ópera de Wagner, explicarán a los estudiantes la importancia de tener un negocio paralelo al periodismo para no morirse de hambre –bien sea ser propietario de los camiones que reparten la cerveza del país o ser hijo de alguien que sí era inteligente–. También invitarán a sus clases magistrales a personajes como Marianne Pond’s, Camilo Jiménez, Rocío Arias, Mauricio Silva, Juan David Correa, Eduardo Arias y otros sabelotodos de la farándula cultural para preguntarles cosas como “¿cómo van tus cosas?” y demostrar que lo que más se necesita en el periodismo es entrar a la rosca.

Módulo 5: ¿Cómo titular creativamente?, por Julio Villanueva Changua
El Tom Wolfe afroperuano, que viene tanto a Colombia como Rikarena, revive su taller sobre el arte de titular, nacido en uno de los festivales del Malpensante, y llamado de la manera más apropiada y creativa: ¿cómo titular creativamente? Aquí, aprenderán titulares mejores que los de El espacio o El caleño, mejores que "Fue por pan y le dieron pum" y "Masacre en la tienda de la esquina".

Módulo 6: Las wh questions, por JOG.Se trata de la readaptación del paradogma periodístico: qué, dónde, cómo, cuándo y por qué. Es decir, las cinco preguntas que deben atravesar todo el periodismo. José Obdulio les enseñará que el qué es Uribe, el dónde es Uribe, el cómo es Uribe, el cuándo es Uribe y el por qué es Uribe. Sin embargo, la novedad de este módulo es que hay una novedad: el quién puede ser Juan Manuel Santos –sólo si no se aprueba la rerreelección–.
Módulo 7: Los periodistas no deben romper la fuente, por Alejandro Santos.
Algo fundamental para el oficio en estos tiempos. Dictado por el equipo de la revista Semala, acá se enseñará que el periodista tiene la potestad de no citar a sus fuentes. ¿Cómo? Muy fácil, este taller les dará la solución: todo puede ser citado como "una fuente cercana que pidió mantener su nombre en reserva".
Módulo 8: La política cercana, por Vicky Dávila.
Vicky sacará su cosa política y entrenará a las nuevas reposteras del futuro para que banalicen la política hablando de robos, lobys, lobos, entuertos, acuerdos y crímenes como algo divertido. Porque la chocha política sigue moviéndose.
Módulo 9: La pauta, la puta, por las ejecutivas de cuenta de SoHo.Los asistentes a este módulo aprenderán que la pauta es la que manda. Los redactores y diseñadores sólo podrán sostener su sueldo de secretaria si las revistas y periódicos logran los acuerdos comerciales de cada mes con las empresas, a raíz de los cuales se debe decir que los bodrios cinematográficos son excelentes piezas y que la última novela de Fernando Quiroz es mejor que Cien años de soledad.

Módulo 1o: Cierre de revista, por JOG.
José Obdulio (quien rogamos que no lea esto y no nos haga echar) volverá para completar el primer módulo. No se trata del cierre de edición que tanto acosa a nuestros periodistas, sino del cierre que amenaza con acosar a quienes no sigan las indicaciones del primer módulo. Dirigido a los futuros directores de cacas editoriales –es decir, a los nuevos Santos y López– está encaminado a enseñarles las formas sutiles en que pueden acallar a las publicaciones que se salgan de sus líneas y cabales editoriales publicando mentiras sobre nuestro honesto gobierno.

¿Qué esperan, bobos lectores? Inscríbanse ya y reciban un carné para colarse a todos los cocteles y estrenos de películas sin tener que publicar un solo artículo sobre ellos. A los primeros cincuenta inscritos les daremos, además, una carta de recomendación laboral de Ricardo Rondón, el único periodista cultural honesto de Colombia aunque todos le hagan mala cara.

Por último, en la ceremonia de graduación, que se llevará a cabo en uno de los diez días del periodista que se celebran cada año, en el del periodista censurado, Mónica Rojas –que no tenemos ni idea quién es– leerá las siguientes palabras:
Día de felicitaciones por doquier, pues aquí va una más a mis colegas que con orgullo puedo decir hemos logrado subir nuestro estatus.

En el último año he notado en mi experiencia como Asesora de Comunicaciones, que los medios y periodistas de la región están siendo vistos como algo realmente importante, no solo porque publican sus eventos y ayudan a cumplir los objetivos de las organizaciones, sino porque cumplimos la verdadera función de informar y sumado a eso le damos el toque especial que hace de unos cuantos párrafos el acontecimiento más humano y singular.

Ya no oigo tanto esa frase que se repetía en muchos eventos de la ciudad “démosles comida para que vengan”, sino que por el contrario se oye “hay que atenderlos muy bien”.

Me alegra también que algunos hayan decidido formarse en la universidad y estudiar cinco años para aprender otras cosas y no tomar muchos diplomados para tener muchos certificados.

Felicitaciones de verdad y muchos éxitos en tu carrera mediática.

miércoles, 10 de febrero de 2010

El vallenato de prensa de la semana

La Bobada Literaria, que algún día será un partido político tan honorable como Cumbia Radical o el Partido Conversador, se está preparando para incursionar en el robo a mano alzada poniendo especial atención a las campañas de nuestros honestos dirigentes. Desde Bruno Díaz y su orquesta cantando sobre la avenida séptima, hasta nuestro comunicado de prensa de la semana, políticamente correcto.

Compuesto apenas por dos líneas en mayúscula, en esta ocasión lo realmente valioso es su espectacular jingle –porque somos bobas pero no sordas–, que amenaza con convertirse en el peor vallenato de la historia. Con rimas más elaboradas que las de Juan Ensuncho y una letra que haría dejar el perico –un pajarito que le dicta las canciones– a Diomedes Díaz, empezando por una primera frase brillante: “Y votar es muy sencillo”. No queremos imaginarnos las circunstancias de esta grabación, pero seguro fueron peores que las del video de El santo Cachón.

Nuestro verso favorito es una inteligente síntesis de la política en Colombia, sobre todo por el ‘Ay’: “en el período pasado mucho realizó / sus proyectos empezados también terminó / Ay, vimos su entrega”. Bernabé Celis Carrillo, te declaramos ídolo del pueblo, amigo de tus amigos. Bernabé Celis, votaremos por ti porque todas las regiones de Colombia lo harán. Aunque, ya desde lo femenino, nos da miedo andar de la mano con este honorable bigotón. Además, en realidad no nos gusta el vallenato. Sin más preámbulos, ahí les va para que lo degusten. Puro vallenato santandereano:

ADJUNTO ENVIO JINGLE DE NUESTRA CAMPAÑA AL SENADO E INVITACION A LA INAGURACIONDE LA SEDE POLITICA EN EL MUNICIPIO DE FLORIDABLANCA

video

martes, 9 de febrero de 2010

Publicidad política cagada

En La Bobada Literaria vivimos al día con la moda: sabemos que están de moda los políticos colombianos y sus hermosas campañas publicitarias. Por eso, a partir de hoy y todos los martes, nuestro corresponsal en Colombia, 8000, nos enviará intervenciones artísticas a las mejores piezas de la publicidad política pagada. Muchos lectores habrán visto que Google, en su infinita sabiduría, puso anuncios del Partido de la U en nuestro blog; queremos aclarar que no tenemos ninguna relación con ese grupúsculo desde que rechazó nuestra idea de cambiar su nombre por Partido del W.C., pero seguimos creyendo en sus prístinos antecedentes judiciales y en sus nobles propósitos con la nación.

Queríamos inaugurar la sección con esta foto atrasada, un tesoro de los creativos del partido Cumbia Radical, que 8000 bautizó “Yo me voy a disfrazar de candidato a la presidencia”. Definitivamente, las buenas piezas políticas se cuentan con los dedos de una mano… de una mano de Vargas Lleras:


Y antes de que nos acusen de guerrilleros por no estar con los partidos del garaje uribista, presentamos la campaña de vandalismo más fastidiosa que ha vivido Bogotá desde las obras de Trashmilenio: Robledo será tu madre…


Para cerrar esta primera entrega, invitamos a nuestros bobos lectores a enviarnos al impredecible correo electrónico las imágenes de los mejores anuncios políticos. Para motivarlos, les damos esta pequeña entrega de lo que ha visto 8000 por las calles colombianas:

La carita feliz no está tachada, en realidad son cuatro pirámides que confluyen en un bigote. En el anuncio más honesto de la historia, el candidato sale esposado.


No es la publicidad de Retroceder nunca, rendirse jamás, es el lanzamiento de Jean-Claude Van Damme a la política.


...que qué, ¿otros políticos robando?


Marque PIN y haga PUN(to final).

lunes, 8 de febrero de 2010

Manual para demandar a La Bobada Literaria

Un día, mientras nos relajábamos en el Parc Güell, un compatriota atraído por nuestra irresistible belleza empezó a hablarnos. Que a qué nos dedicamos, preguntó, que él es un escritor en ciernes que se vino a vivir a Barcelona porque es lo que hacen todos los intelectuales colombianos de ayer y hoy. Le dijimos que nosotras no hacemos mucho, que nos vinimos a Barcelona porque nos amenazaron por escribir algunas sandeces, que hacer humor en Colombia cada vez está más peligroso, que entrara al blog a conocernos.

El personaje en cuestión nos explicó que era paisa y literato y que, por lo tanto, carecía de sentido del humor, y sin transiciones nos hizo una escandalosa proposición a dos de nosotras que somos tan recatadas: que fuéramos protagonistas de su nuevo libro de poesía erótica. Sin dilación, le propinamos sendas bofetadas que lo tendieron en el piso arenoso del parquecito más kitsch del mundo. Entonces se le metió una piedra en el ojo.

Con los cachetes colorados y el ojo cerrado en actitud aún coqueta, este orgulloso medellinense amenazó con demandarnos por daños físicos, a lo que respondimos que, para esos efectos, hiciera el favor de comunicarse con nuestro abogado, experto en sacarnos de cuanta cárcel han construido y en hacernos pagar onerosas multas en cada ciudad que vistamos. Como se nos acabaron las tarjetas del leguleyo –impresas en Harry Plotter–, decidimos contarles a todos en esta entrada lo que deben hacer si están pensando en demandarnos. Presten atención y, al terminar de leer, llamen a sus ahogados:

1. Si usted nos piensa demandar porque “Atentar contra el buen nombre de un negocio o una persona da cárcel y multa”, advertimos que aquí nunca hemos hablado de nadie que tenga un buen nombre. Nos hemos limitado a decir la verdad sobre gente como Juan Ensuncho Bárcena (no es un seudónimo, lo juramos), La Movida Literaria (que, está muy claro, no es ningún negocio), Anthony (que debe ser una gran persona cada vez que golpea estudiantes), Juglar del Zipa (que de humano no tiene nada) o 9000 (cuyo negocio es fusilar). Y no hablamos ni bien ni mal, simplemente decimos lo que pensamos de ellos y eso, mientras dure lo que queda de democracia, se sigue llamando libertad de expresión. De todas formas, desde nuestros inicios bloguísticos contamos con un disclaimer a la derecha que aclara que todo nuestro contenido es una Gina Parodia, así la verdadera Gina Parodia carezca de contenido.

2. Usted necesita saber nuestros datos personales, para efectos de la citación a juicio. A continuación los presentamos:
Gabriela Ruiz-Navarro (residente en Barcelona): CC 80.5468.723 de Barranquilla.
Gabriela Uribe-Vélez (presidente, en Barcelona): CC 1.7496.258 de Chigorodó, Antioquia.
Gaby Navarro-Ruiz (residente en Barcelona): CC 354.813.772 de Barranquilla.
Ochomil El Artista (residente en Cali): CE 45.666.8000 de Jerusalén, Israel.
Anónimo (ciudadano del mundo, como Manu Chao): CE 518.1823.666 de Sutamarchán, Boyacá.

3. Una vez interponga la demanda en su fiscalía más cercana bajo los cargos de injuria, calumnia, lujuria, intriga, penuria, suspenso, chicles, charmes y mentas, asegúrese de que el servicio del antiguo Adpostal llegue hasta Barcelona y que el cartero nos ubique en el Parc Güell, nuestra única residencia permanente –es ahí donde vendemos nuestros originales toritos gaudisescos– donde nos encuentran preguntándole al portero dónde están las bobas colombianas. Aunque de seguro encontrarán a muchas más bobas colombianas, sólo nosotras escribimos un blog ofensivo para quienes creen que nuestra opinión es muy importante.

4. Siéntese a esperar a que la demanda sea asignada a algún juzgado o fiscalía, a que vayamos a Colombia y hagamos los descargos, a que se haga la diligencia de indagatoria, a que nosotras vayamos al juicio después de dos veces declarándonos ausentes –es difícil ir viviendo tan lejos– y a que el juez anuncie la condena. Pueden pasar cinco años para eso, tiempo suficiente para que se acabe el mundo o para que los lectores se aburran de nuestros chistes malos y La Bobada Ilimitada (NIT 54.8916.548-2) se declare en bancarrota.

5. Recuerde que difícilmente va a encontrar un blog más uribista que La Bobada Literaria y que el uribismo es sinónimo de impunidad. Así que, ¿qué espera? ¡Llame y denuncie ya!